Durante tres semanas, Demos contaron el número de usos de dos palabras en particular que son indicadoras de la misoginia. Lo que encontraron fue una evidencia a gran escala de que en Twitter había misoginia, concretamente 6.500 usuarios con 10.000 tuits abusivos en el Reino Unido solamente.

La investigación se presenta como Reino Unido PM y está realizada por Yvette Cooper, Stella Creasy, Jess Philips y Maria Miller, además también se unió el ex demócrata liberal Jo Swinson. Quieren lanzar una campaña en internet en la que reclaman que hoy en día hay una creciente preocupación pública sobre el impacto de las expresiones de odio y el abuso en los aspectos sociales dentro de los medios de comunicación.

La campaña ha abierto un foro para poder discutir allí maneras para hacer posible que internet sea menos agresivo, machista, racista y homofobo.  Yvette Cooper ha dicho que la campaña ha sido una oportunidad para que el público presente sus propuestas y sus demandas de los cambios que quieren ver en las #Redes Sociales.

Anuncios
Anuncios

“La conducta que incita al odio no tiene lugar en la plataforma de twitter y es una violación de nuestros términos de servicio”, dijo Kira O’Connor.

El estudio también examinó tuits internacionales y encontró más de 200.000 tuits agresivos que usaban las palabras “puta” y “zorra”, de estos, 80.000 fueron enviados en las mismas tres semanas en las que se realizaba el estudio.

El sentido común dice que por las redes sociales no se debe decir nada que no dirías cara a cara a alguien, pero esto no ocurre así y una regla tan sencilla se rompe continuamente. En las redes sociales se puede publicar de forma anónima y esto ayuda a que puedan ocurrir estas situaciones.

Este abuso de las redes sociales no es nuevo y tampoco es nuevo que muchos de estos casos de misoginia sean causados por mujeres.

Anuncios

Un estudio que realizó Dove, una marca muy conocida de productos de belleza, encontró más de cinco millones de tuits negativos sobre la apariencia física, cuatro de cada cinco fueron enviados por mujeres.