#Facebook es más que una red social para entretenimiento. Sigue siendo una gran potencia para la comunicación, debido a su gran expansión, es fácil que cualquier persona sea conocedora de la actualidad, ya sea una fotografía, o un aviso alertando o denunciando de forma pública algo.

Fue el pasado mes de marzo, cuando un hombre llamado Joshua Marbury y su esposa, Alice, quienes en la actualidad son residentes en la localidad de Oregon en (Estados Unidos), hicieron una salida para tener una velada cenando fuera.  Mientras estuvieran en esa velada dejarían a su hijo con una niñera.

Cuando llegaron a su hogar, se encontraron al pequeño de 12 meses ‘’Jaboc’’, alterado mediante gritos, lleno de golpes y moratones, heridas, además  tenía media cabeza inflamada.

Anuncios
Anuncios

La niñera, se encontraba durmiendo en el sofá.

Joshua y Alice, decidieron denunciar todos los hechos a la policía, y por supuesto, también a la niñera. Justo dos meses después de lo sucedido, el juez retiró todos los cargos contra la niñera, porque cree que ’el menor no puede confirmar de forma verbal que haya sido agredido’’. Ese ha sido el argumento que justificó la liberación de cargos a la mujer.

‘’The Oregonian’’ ha compartido que, el padre del pequeño Jacob, compartió su drama mediante la red social Facebook, en el cual se expresaba lleno de rabia, resentimiento y mucha impotencia con la pretensión de hacer presión ante las autoridades para que su caso sea revisado de inmediato.

Joshua relató, que los médicos que le han atendido le informaron de que podría haber fallecido tras la fuerte paliza que le dieron.

Anuncios

El padre del pequeño Jacob, únicamente quiere que su historia sea contada, que se vuelva lo más viral posible para que concluya haciéndose justicia y, así evitar tener que vengarse.

La tristeza de esta historia, recorre toda la red, por ahora ya llevan más de 400.000 personas conociéndolo de cerca y compartiéndolo de forma masiva. Y esto va en aumento.

Sólo queda saber si, se hará justicia o no por lo sucedido con el pequeño Jacob. #Niños #Denuncia