El buque italiano "Bettica", visualizó el miércoles pasado, un barco pesquero con exceso de pasajeros, a 18.000 millas de la costa de Libia. De inmediato dio aviso a la patrulla marítima, emitiendo un SOS. Cuando se intentaba acercar chalecos salvavidas a los tripulantes, los movimientos de los mismos producto del miedo, hicieron que finalmente la precaria embarcación zozobrara; se produjo entonces la caída al Mediterráneo de la gran mayoría de los ocupantes de la misma. Algunos de ellos consiguieron subirse al casco de la embarcación. Fueron rescatados 562 de los caídos al mar, mientras que lamentablemente 5 de ellos resultaron fallecidos.

En el día de hoy otra  embarcación en pésimas condiciones, transportando cerca de 100 personas, zozobró ésta vez a 35.000 millas de las costas africanas.

Anuncios
Anuncios

En éste caso un avión de Luxemburgo, que es parte de la misión europea Eunavformed,  avistó la tragedia que ocurría en las aguas. Dada la alarma, la fragata Reina Sofía y un patrullero de la costa italiana, se hicieron cargo del rescate. Ambos navíos consiguieron salvar alrededor de 129 náufragos, aunque en éste caso el número de los fallecidos fue de 35.

La fragata Reina Sofía que ha arribado al canal de Sicilia, para reemplazar a la Numancia, en 2 días ha rescatado alrededor de 129 inmigrantes. Ésto nos da una idea de la interminable tarea que los rescatistas, al servicio del socorro de los inmigrantes que caen a las aguas del Mediterráneo, deben enfrentar cada día, frente a ésta infrenable intención migratoria.

La llegada del buen tiempo hace que aumente el número de refugiados que intentan alcanzar las costas europeas.

Anuncios

Y con ello aumenta también, la cantidad de naufragios y decesos de personas en las aguas del canal de Sicilia entre otros

La Marina Italiana informa durante el día de hoy que 3.000 inmigrantes fueron rescatados de 23 embarcaciones siniestradas. El número de menores no acompañados que llegan a tierra, es de 260. Muchos #Niños llegan huérfanos a la isla de Lampedusa, producto de las muertes ocurridas en los naufragios. Algunos encuentran un lugar para vivir al abrigo, en los hogares de acogida de Agrigento en Sicilia. Cada día aparecen nuevas situaciones desgarradoras, debidas a ésta interminable ola de migración. En Lampedusa las autoridades detectaron a una bebé de alrededor de 9 meses, que ha quedado sola en el mundo. Así lo relatan los compañeros de viaje de su madre, que falleció en la travesía.  #Inmigración #Refugiados