En Kenia se prendió fuego la mayor pila de marfil. Pero, ¿realmente se tiene que quemar?

El fuego era 7 veces mayor que cualquiera de las quemas de marfil anteriores, 105 toneladas de colmillos han sido apilados en pirámides de 3 metros de altura.

La idea es que esto ayudará a frenar el comercio ilegal de marfil, que está matando a 30.000 elefantes al año. La práctica de la quema de marfil se remonta a julio de 1989, cuando entonces presidente, Daniel Arap Moi, encendió una pira de 12 toneladas de colmillos de elefante y ayudó a cambiar la política global sobre este tema. Después de eso, el comercio fue prohibido en virtud de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies en peligro de extinción.

Anuncios
Anuncios

Paul Udoto, del Servicio de Vida Silvestre de Kenia (KWS) dijo que esta era una "medida desesperada, con la intención de enviar un mensaje al mundo acerca de la destrucción, a través de la caza furtiva de elefantes en Kenia". Desde entonces, muchos países han seguido el ejemplo

EE.UU elegió aplastar, en lugar de quemar, 1 tonelada de sus reservas de marfil en público el año pasado porque el marfil "no se quema entero, sino simplemente se carboniza el exterior” declara Gavin Shite del US Fish y Wildlife Service (FWS). Otros países también han optado por el método de trituración.

El laboratorio forense del FWS llevó a cabo un experimento en 2008, quemó un trozo de marfil a una temperatura ultra alta. Los resultados, editados por National Geographic, mostraron que la quema de marfil a 1.000ºC llevó contó la pérdida de sólo 7 gramos por minuto, lo que significa que tardaría alrededor de una semana para destruir un colmillo de elefante macho

Kenia se ha convertido en un experto en el campo de la quema de marfil, después de haberlo hecho tres veces, y es muy consciente del tiempo y esfuerzo necesarios para destruir los colmillos.

Anuncios

Kuki Gallmann fue una de los que están desde 1989 detrás del fuego y sabía, de un experimento con un poco de marfil en un incendio doméstico, necesitaría una temperatura alta.

El Sr. Udoto, explicó que Gallmann ayudó a diseñar un método que utiliza aceite de avión, y una red de tuberías bajo los colmillos, y que se ha utilizado en las otras 2 ocasiones anteriores en Kenia.

14 países han llevado a cabo destrucciones a de marfil, a través de la quema o trituración e incluso a veces una mezcla de ambos.

Pero hay un debate más amplio sobre la eficacia de estos actos son cuando se trata de poner fin al comercio ilegal de marfil y la reducción de la caza furtiva.

Tom Milliken, de Traffic, dice que "la destrucción de marfil es un mecanismo político, para señalar el compromiso del #Gobierno y para frenar la caza furtiva de elefantes. Pero no hay ninguna prueba de que la destrucción de la oferta conduzca a una disminución de la demanda."

A pesar de que puede ser difícil en realidad destruyen 16.000 colmillos a través de la quema, como dice el señor del KWS Udoto, ha sido un camino "para conseguir que el mundo escuche su mensaje" sobre los peligros de la caza furtiva.

Anuncios

#Animales