Decenas de vehículos militares rusos y helicópteros de ataque desplegados en Siria podrían haber sido destruidos en un aparente ataque por parte del #Estado Islámico. Numerosas imágenes publicadas este martes por Stratfor, el grupo de expertos de inteligencia estadounidense, muestran lo que parecen ser los restos ennegrecidos de cuatro helicópteros de ataque y docenas de camiones en una base aérea utilizada por Rusia ubicada cerca de la ciudad de Tiyas.

Las imágenes parecen confirmar una reivindicación anterior del llamado Estado Islámico que afirmaba que cuatro helicópteros y 20 camiones habían sido destruidos en un incendio en la base.

Anuncios
Anuncios

Esta circunstancia representaría las peores pérdidas para Rusia en términos de material desde que Vladimir Putin ordenara la intervención en Siria en septiembre. Rusia, por su parte, ha afirmado que las imágenes muestran los daños inflingidos durante los meses de intensos combates en la base antes de que las fuerzas rusas la ocuparan a principios de este año.

Reivindicación "muy precisa"

Todos los helicópteros rusos desplegados en Siria "están realizando sus misiones planeadas para destruir a los terroristas", ha declarado el general Igor Konashenkov, portavoz militar ruso en Moscú. “Los rumores sobre la destrucción de helicópteros militares rusos y dos docenas de camiones fueron inventados por los propagandistas del Estado Islámico, que trataron de vender, sin éxito, esta supuesta noticia hace 10 días", ha asegurado.

Anuncios

Sin embargo, los analistas de Stratfor han explicado que las nuevas imágenes muestran que las reivindicaciones del ISIS habían sido “muy precisas” y que además sugieren que el incendio fue causado por un ataque terrorista y no por un accidente. Fuentes sirias han informado a medios rusos de que efectivamente había habido un incendio en la base, pero que no sabe qué es lo que lo ha causado. Las fuentes han explicado que nadie ha resultado herido en el mismo. Los rusos construyeron su presencia en Tiyas, una antigua base aérea militar de Siria, tras la liberación de Palmyra en marzo. Apenas unas semanas antes, Putin había anunciado en Moscú que las operaciones en Siria llegaban a su fin. #Terrorismo