La Abogacía General de la Unión, presentó una demanda de nulidad de pleno derecho, por lo que considera 4 ilegalidades durante el pleno de votación por el impeachment de la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff. El presidente  de la Cámara de Diputados, Waldir Maranhão hizo lugar al pedido, puesto que uno de los argumentos presentados fue el que señalara que  los diputados adelantaron sus votos  antes de escuchar el alegato de Cardozo a favor de Rousseff, decidió entonces que hubo "prejuzgamiento y ofensa al derecho de defensa en la votación del Senado". Aceptado el recurso, el juicio por destitución queda en suspenso.

Maranhao, ha resultado en reemplazante en el cargo del principal promotor del juicio a Dilma Rousseff, Eduardo Cunhaya  ya que este, que es un declarado enemigo político de la Presidenta, fue destituido de su cargo de presidente la Cámara de Diputados, por obstruir la investigación de la #Corrupción en Petrobras que lo involucraba personalmente.

Anuncios
Anuncios

Dilma Rousseff recibió la noticia mientras protagonizaba un acto público, inmediatamente  pidió prudencia a sus seguidores que comenzaron a festejar ruidosamente, ya que considera que lo relacionado a su destitución es una enmarañada trama golpista, y todavía resulta prematuro considerar salida alguna de la situación en que se encuentra.

Se supone que si Dilma fuese destituida, Michel Temer su vicepresidente, ocuparía su lugar en la presidencia de la Nación; aunque esto no está del todo claro, ya que en las últimas semanas hubo discusiones  al respecto. El Vicepresidente probablemente deberá enfrentar un juicio similar al de la Presidenta, por las mismas razones de transgresiones fiscales, por lo que quedaría inhabilitado para tomar el cargo. Descartado Temer,  la Constitución de Brasil fija la línea de sucesión en el siguiente órden: en primer lugar, el Presidente de la Cámara de Diputados, luego el del Senado Federal y finalmente el del Supremo Tribunal Federal.

Anuncios

De todos ellos es el abogado Ricardo Lewandowski, el tercero de ellos, el único que se encuentra libre de cargos de corrupción, quien estaría entonces en condiciones de asumir la presidencia de Brasil Se presentaría la curiosa situación, si prosperara el juicio por destitución, que Lewandowski debería destituir a Dilma siendo en ese momento el presidente de la República. #Gobierno