El Consejo Pontificio de la Cultura, ha organizado una iniciativa que se lleva a cabo desde hace 4 años, denominada: "El Tren de los #Niños". Se encarga de organizar grupos de niños, que son llevados en tren  a la Ciudad Vaticano. Allí conocen y conversan con el Papa. En esta ocasión la entrevista se denominó,"Traídos por las olas", estuvo protagonizada por niños inmigrantes llegados desde Calabria, al sur de Italia, donde es muy grande la concentración de refugiados.

El #Papa Francisco emocionó a todos los asistentes a la entrevista, cuando con un chaleco salvavidas color naranja en sus manos, contó la historia de un voluntario que sollozando, le dijo que pertenecía a una niña a la que no pudo salvar, y que desapareció en las aguas del Mediterráneo.

Anuncios
Anuncios

Francisco dijo, “No sé el nombre de la niña, pero está en el cielo y nos está mirando"..."no quiero entristecerlos, pero ustedes son valientes y conocen la verdad. Están en peligro: tantos niños, hombres, mujeres, jóvenes, están en peligro".

Ésta última frase es simbólica y trasmite el mensaje de su Santidad a los países europeos, “Los inmigrantes no son un peligro, sino que están en peligro ". Su Santidad ejemplificó para entendimiento de sus jóvenes visitantes: todos los italianos no son buenos, y no todos los inmigrantes son malos.

El Papa escuchó la lectura de una carta que le dirigió un niño nigeriano, a quien luego abrazó . La entrevista se nutrió de la alegría infantil, de ejemplos y enseñanzas que reforzaron los dichos de Su Santidad.

Ternura, compasión y amistad, esas fueron las palabras con que Francisco, definió para los niños, la actitud que deben tener para el que llega en busca de refugio, huyendo de la guerra que destruye los hogares y mutila a las familias.

Anuncios

Señaló que a pesar de que los inmigrantes tienen una religión distinta a la Católica, "todos somos hermanos". Desde el principio de su papado Francisco ha transmitido éste concepto de hermandad. Tanto en sus visitas a países no católicos, así como su aproximación a agrupaciones de otras razas, o de distintos signos políticos, el mensaje de tolerancia y amor ha estado siempre presente. #Iglesia católica