Ayer lunes, se cumplieron 5 años del fallecimiento de Bin Laden. #Estados Unidos le llevó 10 años el cometido de la venganza, aunque el mundo continúa su marcha e incluso reconoce nuevos enemigos, Estados Unidos aún celebra aquella muerte como un merecido logro.

El 2 de mayo del 2011, un comando especial compuesto por 23 hombres de Navy Seal a los que acompañaba un intérprete, ingresaron al refugio en el que se encontraba Bin Laden y lo asesinaron.

El líder de Al Qaeda se había escondido en la localidad de Abotabad en Pakistán. La misión que acabó con la vida del terrorista más buscado de aquellos años también provocó la muerte de dos guardaespaldas, la esposa de uno de ellos y de un hijo de Bin Laden.

El cuerpo de Bin Laden fue arrojado, en Arabia, al mar, durante el mes de mayo de ese mismo año.

Anuncios
Anuncios

Robert O'Neill, el soldado que confesó haber matado al jefe terrorista ha dado en varias entrevistas e incluso un libro, pormenores de lo sucedido aquella noche. El Navy no ha escatimado en detalles al momento de narrar como asesinó al hombre más buscado en la historia de Estados Unidos. #Terrorismo