El precio del barril ha conseguido su nivel más alto desde principios de noviembre este mismo jueves, alcanzando los 50,22$ por barril. Debido a los incendios que se produjeron en Canadá, el suministro de petróleo sufrió interrupciones, esto hizo que el inventario disminuyera.

A principios de 2016 el precio del barril había alcanzado los 28$, el mínimo desde hacía 13 años, pero ahora ha conseguido subir el 80% del precio que tenía a principios de año. Los inventarios de crudo que han hecho en #Estados Unidos estaba en 4,2 millones de barriles, después de la recuperación han aumentado a 537,1 millones de barriles en la semana del 20 de mayo, así lo ha confirmado el Departamento de Energía de Estados Unidos.

Anuncios
Anuncios

Canadá es el mayor proveedor de los Estados Unidos, y los incendios forestales en las provincias occidentales hicieron que se redujera el suministro, aproximadamente se reducían un millón de barriles por día.

Las conversaciones que mantuvieron en los últimos meses la OPEP y Rusia sobre la congelación de la producción de petróleo ya había alentado una subida de precios de los barriles. Las interrupciones de corta duración a los suministros de petróleo también han hecho que se eleve este precio, lo que compensa la mayor producción de Arabia Saudita e Irán.

La demanda también ha sido mejor de la esperada por parte de las grandes economías como Rusia, India y China.  “Parece que estamos viendo los efectos que está teniendo la disminución de la producción en Estados Unidos, y mientras los suministros se mantienen elevados, el exceso parece que está disminuyendo”, dijo Michael Hewson, analista de mercado de CMC Markets.

Anuncios

Los analistas de mercado están comenzando a elevar los pronósticos que han hecho para el barril de petróleo. A principios de Mayo, Goldman Sachs dijo que en la segunda mitad del 2016 el barril llegaría a 50$, y que para finales de 2017 habría llegado a 60$. Visto que el barril ya ha llegado al precio que había pronosticado que sería para finales de este año, es normal que estén reajustando sus pronósticos.