El #Papa Francisco ha demostrado su conocimiento sobre los medios sociales este domingo durante la celebración de una reunión privada con famosos youtubers. El Papa se han confesado seguidor de los populares vídeos sobre belleza que inundan la red y ha animado a los youtubers para que ayuden a los jóvenes a crear su identidad virtual. Después del encuentro, el Papa Francisco se ha reunido con los participantes de una conferencia educativa en el #Vaticano, donde se encontraban actores famosos como Salma Hayek, Richard Gere o George Clooney, acompañado por su esposa Amal, abogada especializada en derechos humanos.

En la reunión, que duró aproximadamente 50 minutos, se abordaron una amplia gama de temas, incluyendo el extremismo, la identidad y hasta la forma de jugar al fútbol de Diego Maradona (El Papa esquivó una pregunta sobre si el juego del futbolista durante el Mundial de 1986 fue realmente una intervención divina).

Anuncios
Anuncios

El pontífice aconsejó a los youtubers que ayuden a aquellos seguidores que se sienten perdidos, “creando un camino de optimismo y esperanza”.

Casi 10 millones de seguidores en Twitter

Las personalidades de YouTube fueron invitadas al Vaticano procedentes de seis continentes e incluyeron a Hayla Ghazal, cuyas vídeos de humor rodados en Dubai pretenden cambiar las actitudes de las mujeres en Oriente Medio, y Dulce Candy, una mexicana-estadounidense que cruzó la frontera ilegalmente a Estados Unidos como un joven niño. El Papa concluyó la reunión agradeciendo a los participantes por "darme un poco de su juventud como un regalo".

A pesar del entusiasmo del Vaticano por las #Redes Sociales, (el pontífice cuenta con más de 2,5 millones de seguidores en Instagram y casi 10 millones en Twitter) el Papa se ha descrito a sí mismo como un dinosaurio en el mundo de la tecnología y ha advertido a los católicos que no deben anteponer el uso de los smartphones a las relaciones reales.

Anuncios

No obstante, siempre ha defendido Internet como “un regalo de Dios” y una fuerza para el bien.