Miembros del #Estado Islámico han causado la muerte de16 aficionados al fútbol después de asaltar una reunión de miembros de una peña madridista en un café de Samarra en Irak. Al menos tres atacantes yihadistas lanzaron granadas y abrieron fuego con rifles de asalto cuando los aficionados estaban viendo antiguos partidos del Real Madrid. Los supervivientes han culpado del acto terrorista a los miembros del Estado Islámico en Irak y a la oposición al deporte que profesan sus militantes

Ziad Subhan, presidente de la peña madridista ha declarado que el grupo de terroristas islámicos, que llevaban fusiles AK-47, “esperaron a disparar sin miraminetos a  todos los que se encontraban en el interior”.

Anuncios
Anuncios

Según sus palabras, para ellos el fútbol es un deporte considerado  “antimusulmán”. Varios atacantes huyeron de la cafetería y se detonaron a sí mismos cuando se vieron acorralados por las fuerzas de las milicias locales. Las fotografías difundidas en los medios del Café Al-Furat, lugar de la tragedia, muestran un local lleno de sangre bajo los posters de las estrellas del equipo madrileño. El club ha confirmado que sus jugadores llevarán brazaletes negros en su próximo partido en homenaje a los aficionados asesinados. Por su parte, Javier Tebas Medrano, el presidente de La Liga de España, ha declarado que justo este mes los jugadores iban a viajar a Irak, pero se pospuso por razones de seguridad. “Volveremos para apoyar al pueblo de Irak”, ha afirmado.

Más atentados contra la población civil

El movimiento extremista ha informado de que el ataque había sido perpetrado por miembros de las milicias chiítas.

Anuncios

La organización yihadista ha declarado que el ataque ha sido el último de una campaña para honrar a Abdel Rahman Mustafa al-Qaduli, que murió en marzo. El Estado Islámico ha perido terreno en el campo de batalla contra las fuerzas iraquíes, pero ha aumentado su campaña de atentados contra la población civil. Al menos 94 personas murieron en tres ataques suicidas en Bagdad el miércoles, el día más mortífero en la capital iraquí durante este año. #Terrorismo