Una anciana de Nueva Zelanda mantiene en su haber un libro prestado de la biblioteca durante  67 años. Tras toda una vida, la mujer decidió devolver el ejemplar enfrentándose a la posibilidad de recibir una multa de más de 16000 euros por parte de la citada biblioteca, atendiendo a la aplicación de la normativa reguladora de préstamos. Un despiste en la devolución de #Libros de centros municipales no es extraño y, de hecho, son muchos los usuarios a los que se les pasa el plazo de entrega algunos días, pero el insólito caso de esta neozelandesa ha causado impacto por la friolera de años de retraso, en concreto 24.605 días. 

El 1948, cuando era tan solo una niña, la usuaria sacó un libro de una biblioteca de Auckland, en Nueva Zelanda. El libro en cuestión llevaba por título "Mitos y leyendas de Maoriland" de A.W.Reed, dedicada a la mitología e indígenas maoríes, y debía haber sido devuelto a la biblioteca de Epsom el 17 de diciembre de 1948. Al parecer, la entonces niña se mudó con su familia inesperadamente y el libro se fue con ellos por despiste.

Anuncios
Anuncios

Áquel libro no devuelto supuso una irregularidad cuya investigación no obtuvo resultados en su momento, por lo que se dio por perdida la obra. La historia ha salido a la luz a través del facebook de la biblioteca municipal de Auckland, en cuyas redes se publicó la sorpresa de los funcionarios cuando la señora se presentó a devolver el préstamo. La anciana volvió a Auckland a visitar a sus familiares y decidió saldar su antigua #Deuda, aunque se mostró "avergonzada", explicaron los empleados, al contar lo que había pasado. Sin embargo, la lectora manifestó que había leído varias veces el texto y que había disfrutado y cuidado del ejemplar. El mensaje de la biblioteca ha sido de agradecimiento hacia la mujer por su voluntarioso gesto después de tanto tiempo; además, el centro ha cancelado cualquier tipo de sanción económica por lo inusual de la historia, al considerar que la usuaria pidió el ejemplar siendo una menor de corta edad y que actuó de buena fe.

Anuncios

Más vale tarde que nunca.

#Educación