Se ha detectado humo en varios lugares del avión accidentado de EgyptAir MS804, minutos antes de estrellarse, según han confirmado los investigadores franceses. Las señales de humo provenían de uno de los baños y de la cabina de la aeronave, según datos del sistema de direccionamiento de comunicaciones (ACARS), que habitualmente transmite datos e informes a las líneas aéreas sobre el estado de sus aviones.

Mientras continúa la búsqueda del avión, el ejército egipcio ha difundido algunas fotografías de algunos de los restos recuperados durante las últimas horas, entre los que se encuentran un chaleco salvavidas y partes de algunas sillas de avión.

Anuncios
Anuncios

El canciller francés Jean-Marc Ayrault ha explicado que no se ha descartado ninguna teoría sobre la causa del accidente. David Learmount, consultor de Flight Global ha detallado que los datos presentados sobre la existencia de humo pueden ser el comienzo de una secuencia de eventos que podrían dar respuesta a lo sucedido, aunque no pudo confirmar si el supuesto incendio fue provocado por un acto de terrorismo o un fallo eléctrico.

Se reduce la zona de búsqueda

El investigador principal del accidente aéreo en Grecia, Athanasios Binis, ha explicado este sábado que la búsqueda se había reducido a una zona de 900 metros cuadrados, aproximadamente a 290 kilómetros al norte de Alejandría. Las advertencias llegaron a alrededor de 2.26 am hora local del jueves, justo antes de que los controladores aéreos perdieran contacto con el avión, que se hundió en el Mediterráneo con 66 personas a bordo durante un vuelo regular desde París a El Cairo.

Anuncios

Los investigadores todavía no tienen claro si la repentina caída de altitud del avión fue controlada o no. Entre los pasajeros se encontraban 30 egipcios, 15 ciudadanos franceses, dos iraquíes, dos canadienses y ciudadanos de Argelia, Bélgica, Gran Bretaña, Chad, Portugal, Arabia Saudita y Sudán. Entre ellos había un niño y dos bebés. Siete miembros de la tripulación y tres agentes de seguridad estaban también a bordo. #Unión Europea #Accidentes