El #Estado Islámico ha reivindicado la autoría de una serie de explosiones que han matado a más de 120 personas en dos enclaves costeros que se han mantenido leales a la parte más controlada de Siria durante la guerra civil que asola el país. Los ataques se han llevado a cabo en Tartous, que alberga una base naval rusa y en Jableh, a unos 50 kilómetros al norte. Ambas ciudades se habían salvado hasta ahora de la destrucción que ha asolado a otras partes del país durante más de cinco años.

El ISIS ha anunciado que las explosiones han sido realizadas por terroristas suicidas y coches bomba. En total, cuatro explosiones, de la mano de terroristas suicidas, causaron el caos en Jableh, matando a más de 70 personas, mientras que otras tres más detonaron cerca de una estación de gasolina en Tartous, matando a 50 personas e hiriendo a varias decenas más.

Anuncios
Anuncios

El grupo terrorista ha afirmado que se dirigía contra los partidarios del presidente sirio, Bashar al-Assad y contra las reuniones de la secta alauita, a la que pertenecen Assad y numerosos miembros de la clase gobernante de Siria.

Respaldo de Moscú

Bashar Assad ha sido fuertemente apoyado por Rusia desde que comenzó la guerra. El respaldo de Moscú se ha vuelto más firme en los últimos siete meses, después de que Vladimir Putin pusiera en marcha una intervención a gran escala en octubre pasado contra los grupos rebeldes y los yihadistas, que desde entonces han asolado muchas de las zonas controladas por la oposición. Tartous, una de las ciudades atacadas, ha sido el mayor accesorio naval de Moscú fuera de la antigua Unión Soviética durante más de 40 años.

Aunque Tartous y Jableh habían sido golpeados previamente por el lanzamiento de cohetes, ni ISIS ni otros grupos yihadistas habían logrado lanzar un ataque a gran escala en el área hasta este momento.

Anuncios

Isis tiene una pequeña presencia en el campo cerca de Hama, situada al este de Tartous; sin embargo, opera principalmente en el este de Alepo, a varios cientos de kilómetros de distancia. #Terrorismo