La crisis que está machacando a todo el mundo en general, ha llevado a que el ingenio de algunos, la locura de otros y porque no la necesidad de la mayoría, haya agudizado los sentidos, para crear empresas que nos pueden parecer locuras o incluso absurdas, pero cambiando todo pronóstico, le han dado a sus creadores sumas millonarias, a veces con inversiones mínimas o incluso sin invertir ni un céntimo.

Una roca como mascota. En una reunión de amigos allá por el año 1975, un director creativo que trabajaba para empresas de publicidad, se quejaba de lo sucias que eran las mascotas y el trabajo que daban en general, y lo fantástico que sería tener una que no diera trabajo ni gasto.

Anuncios
Anuncios

Dary Dahl era el nombre de este individuo y su ocurrencia fue coger una piedra e intentar venderla por 3,95 dólares y ponerle nombre Pet Rock, y además acompañarla de un manual donde se explicaba los cuidados a seguir.Lo que parecía la chorrada del siglo se convirtió seis meses después en un negocio más que rentable, 10.000 unidades vendidas y pedidos que no dejaban de llegar, se calcula que este disparate de negocio le ha dado más de 15 millones de dólares.

La máquina de pedos. ¿A quien no le hace gracia el sonido de una flatulencia?, eso debió de pensar Joel Comm y en 2008 cuando los smartphones empezaban a estar de moda, crea una aplicación que solo tenías que bajártela instalarla, y con solo apretar un botón, el simpático sonido resurgía de tu teléfono, además podías elegir entre distintos tipo de pedos.

Anuncios

Este astuto visionario decidió vender la descarga a 0,99 dólares y en 2009 ya había llegado a las 350.000 descargas y facturaba 10.000 dólares diarios.

La carita sonriente. El emoticono de la carita sonriente es el más empleado en el mundo pero ¿sabes quién lo invento?, Bernard y Murria Spain en 1963 dibujaron esta carita para uno de sus cliente y al darse cuenta de la gran acogida de dicho dibujo, decidieron registrarlo junto con la frase Have a nice day  (que tengas un buen día) esta idea tan simple y sencilla ha generado en todo este tiempo más de 500 millones de dólares.

Cajas usadas a un dólar. En 2003 un estadounidense llamado Marty Metro llego a la conclusión, que las cajas empleadas en las mudanzas tenían la vida muy corta, y que podía darles más vida revendiéndolas a un dólar, las cajas que le habían costado 20 centavos, seguramente sus amigos y familiares no le llevaron la contraria y después de invertir 300.000 dólares vio cómo su negocio se iba al traste. Después de darle vueltas al asunto se dio cuenta que no era buen negocio vender cajas usadas a diez veces más de su valor, pero como ingenio no le faltaba, decidió abrir una página web y poner de nuevo las cajas en venta con el eslogan, ¿Quieres salvar arboles? Aquello funciono de tal manera que sus cajas usadas se vendían solas, e hizo que se convirtiera en millonario.

Anuncios

Una carta para Papa Noel. Un visionario llamado Byron Reese con tan solo una dirección en el polo norte, abrió una empresa que se dedicaba a mandar cartas a los niños de parte de Papa Noel, a petición de padres, abuelos o cualquiera que se lo pidiese por el módico precio de 10 dólares. Ya son más de 200.000 cartas enviadas y naturalmente le están reportando magníficos ingresos.

Esto es solo una pequeña muestra del ingenio de algunas personas para generar dinero casi de la nada, pero se podría escribir más de un libro, contando todos los negocios locos que han hecho muy ricos a sus creadores. 

 

 

  

  #Crisis #Google