La empresa embotelladora de Coca-Cola en Venezuela, Coca-Cola FEMSA, se verá obligada a paralizar su producción de bebidas debido a la falta de azúcar. La semana pasada, la compañía estatal que procesa el azúcar en el país suspendió la producción de esta materia prima. Según alega la embotelladora, el 90% de la producción de Coca-Cola requiere de azúcar refinado y, aunque de momento recurren al consumo del remanente en existencia de este producto, pronto se verán forzados a suspender la producción de las bebidas azucaradas si la situación no se revierte. Como ya ha ocurrido con otros productos como los pañales o la cerveza, ahora #Venezuela se quedará sin este conocido refresco.

Anuncios
Anuncios

Sin embargo, esta suspensión temporal no afectará a los productos sin azúcar, cuya producción seguirá con normalidad:

"Mientras esta situación afecta a nuestras bebidas azucaradas, la producción de las líneas de bebidas Coca-Cola Zero, las botellas de agua y Coca-Cola Light no se verán afectadas y continuarán operando con normalidad" apuntan desde Coca-Cola FEMSA.

La firma Mexicana FEMSA, pese a todo, quiere seguir haciendo negocios en Venezuela y lanzó un comunicado transmitiendo que estaban intentando resolver la situación:

"Estamos adelantando acciones específicas que nos permitan afrontar esta coyuntura coordinadamente con proveedores, autoridades competentes y nuestros trabajadores"

La crisis económica y el desabastecimiento que azotan Venezuela parece no tener fin.

Anuncios

La situación del país está generando una verdadera alerta humanitaria por la escasez, cada vez mayor, de productos en el sector sanitario y alimenticio. Los ciudadanos sufren esta terrible crisis económica, política y social afrontando largas colas para comprar alimentos básicos o conseguir medicamentos. Además de ésto, la población venezolana ha de soportar el estado de excepción decretado por Nicolás Maduro, lo cual le concede facultades extraordinarias para limitar el uso de servicios o el consumo de artículos de primera necesidad.