China advierte que es inevitable el traslado de sus submarinos equipados con misiles nucleares a las aguas del Pacífico. En consonancia defensiva,  con  la instalación del complejo sistema THAAD (sistema de Defensa del Área de Gran Altitud Terminal),  instalado por EE.UU. en Corea del Sur. Si bien Washington justifica ésta presencia, como defensiva respecto de los misiles de largo y mediano alcance de Pyongyang, éste argumento no convence a Pekín. China considera que éste escudo que cubre, gran parte de su territorio, debilita su fuerza de disuasión nuclear.

El sistema THAAD antimisiles, también ha sido desplegado por los americanos, en la isla de Guam.

Anuncios
Anuncios

Aunque China, que desarrolló el llamado en la jerga militar, el "Guam Killer", cuenta con la tecnología suficiente para eludir la vigilancia del sistema.

En febrero de este año, #Rusia advirtió que la instalación del THAAD, desataría una carrera armamentística en esa zona, de por si conflictiva, del noroeste de Asia. Produciendo inevitablemente, respuestas que harían peligrar la paz. Yoo Jeh-seung, importante funcionario de la Defensa Surcoreana, aclaró sobre éste particular, que las avanzadas instalaciones antimisiles, solo serían utilizadas contra Corea del Norte, siempre que fuera necesario.

Según Lyle J. Goldstein, experto en asuntos de China, en un artículo que publicó la revista estadounidense de National Interest, expresó su idea de que ante, " la letalidad de los misiles antibuque de los cruceros modernos, los combates de superficie de todo tipo podrían ser escasos en el futuro campo de batalla naval." Es por eso que considera que China, está construyendo "una muralla" submarina, ya que es posible que los combates sean a ese nivel.

Anuncios

Ha trascendido que EE.UU. está disminuyendo el número de sus submarinos, estimándose que para dentro de pocos más de 10 años, solo contará con 41 sumergibles. De modo que Pekín, cree muy conveniente la instalación de detecciones acuáticas de profundidad, así como el desarrollo de una nueva  "gran muralla defensiva",  en este caso bajo el agua, para hacer frente a una contienda que seguramente no se desarrollará en la superficie.

El Gigante Asiático se prepara para una posible batalla naval a nivel submarino, su movida hacia el Pacífico, es parte del posicionamiento para ese futuro. Las tensiones en el Mar meridional, con la presencia cada vez más agresiva de Washington y la escalada del sistema THAAD, instalado en puntos estratégicos, pone en alerta máxima a China. #Estados Unidos #Poder