El diputado conservador ha dicho que tanto Napoleón como Hitler habían fracasado en el intento de unificación y que la #Unión Europea ha sido un intento de volver a unificar pero mediante otros métodos. Hilary Benn, secretario de Asuntos Exteriores, ha dicho que la comparación era “ofensiva y desesperada”.

El 23 de Junio se celebrará un referéndum, es allí donde los votantes del Reino Unido decidirán si quieren seguir perteneciendo a la Unión Europea o no. Johnson ha hecho unas declaraciones al Sunday Telegraph donde decía que “la historia europea había visto repetidos intentos de volver a descubir la edad de oro de la paz y la prosperidad”.

Según ha declarado, el problema es que “no hay lealtad subyacente a la idea de Europa”.  Además ha añadido que “no hay una sola autoridad que nadie respete o entienda” y eso causa un “vacío democrático masivo”.

Anuncios
Anuncios

Yvette Cooper, la ex ministro de trabajo, ha acusado a Johnson de tener una vergonzosa falta de juicio y de querer jugar con los temas más conflictivos de Europa. En cambio, Jacob Rees-Mogg, activista, ha dicho que los comentarios hechos por el señor Johnson son totalmente ciertos. Según sus declaraciones, tanto Napoleón como Hitler querían crear una única potencia europea por la fuerza y eso es lo que está intentando hacer la Unión Europea pero a escondidas.

Además, el ex ministro del gabinete conservador, ha dicho que las declaraciones de Johnson utiliza paralelismos históricos para explicar un concepto real de gran Europa. Y ha añadido que intentar conducir a Europa juntos por la fuerza o cualquier otro medio, es lo que causa los problemas y era a lo que Johnson se refería.

Mientras tenían lugar todas estas declaraciones, Mark Carney, el gobernador del Banco de Inglaterra, ha defendido su advertencia de que un voto para salir de la Unión Europea podría provocar una recesión. Y también ha añadido que el papel del Banco de Inglaterra era “identificar los riesgos, no cruzar los dedos”.

Anuncios

Andrew Marr, que respalda salir de la UE, ha rechazado las sugerencias de que salir de ella podría dañar las relaciones con la República de Irlanda o dañar el proceso de paz.