Bernie Sanders ha ganado en las primarias de Virginia Occidental, celebradas el martes. Esta victoria se suma a la conseguida en Indiana la semana anterior. "Vamos a luchar por cada voto", proclamó Sanders. Este triunfo es un revés para Hillary Clinton que venció ampliamente en las primarias celebradas en ese estado en 2008 a Barack Obama. A pesar de ello, Hillary Clinton continúa siendo la principal candidata del partido demócrata.

Los sondeos realizados en las primarias de Virginia Occidental arrojan unas conclusiones extravagantes. El 40% de los votantes demócratas dijeron que querían a un presidente menos liberal que Barack Obama-ese grupo apoyó a Sanders con más de dos tercios-.

Anuncios
Anuncios

El senador de Vermont también se llevó el 27% de los votos que querían un presidente más liberal que Obama.

La carrera por conseguir delegados en el bando demócrata queda así: Hillary Clinton -1.716 delegados- y Bernie Sanders -1.430-. En cuanto a los superdelegados, Clinton ha recibido el apoyo de 523 y Sanders de 39. Los superdelegados no darán su voto hasta la Convención Nacional del Partido Demócrata que se celebrará en julio en Filadelfia. Contando con el apoyo de los superdelegados, Hillary Clinton tiene 2.239 delegados y Bernie Sanders 1.469. La nominación demócrata se obtiene con 2.383 delegados.

El senador de Vermont dijo en su discurso de anoche que a pesar de las desavenencias con la ex secretaria de Estado, hay una cosa que tienen en común, "tenemos que derrotar a Donald Trump".

Anuncios

Y volvió a cargar duramente contra el multimillonario por insultar a mujeres, latinos, musulmanes, afroamericanos y veteranos.

En el bando republicano, Trump ha ganado en los estados de Nebraska y Virginia Occidental alcanzando los 1.059 delegados. A estos hay que sumarle el apoyo de 49 superdelegados que allanan el camino para conseguir los 1.237 delegados necesarios para obtener la nominación republicana.

El millonario es el único candidato que se mantiene en el bando republicano tras la renuncia de Ted Cruz y de John Kasich. #Estados Unidos #Elecciones