Según han informado las autoridades estatales, el hombre que mató a un viajero, e hirió a otros tres en un ataque con arma blanca en una estación de tren cerca de Múnich, sufría de problemas psicológicos y adicción a las drogas. El hombre atacó a cuatro personas poco antes de las 05:00 del martes, en la estación de Grafing. Una de las víctimas, de 50 años, murió a causa de sus heridas en el hospital.

Finalmente el hombre, un alemán de 27 años de edad, fue capturado y arrestado por la policía. Algunos testigos dijeron que gritó "Allahu Akbar" ("Dios es grande" en árabe). Sin embargo, un portavoz del Ministerio de Interior del estado de Baviera, declaró: "hasta ahora no tenemos ninguna evidencia de un motivo islamista".

Anuncios
Anuncios

Oliver Platzer, dijo a la agencia de noticias AFP: "Hemos notado que el hombre tenía problemas psicológicos y era drogadicto", y que la investigación continuaba. El sospechoso ha sido identificado como un ciudadano alemán, al parecer, de la zona de Hessen, en la Alemania central. Poco después, un portavoz de la policía Alta Baviera dijo que una "motivación política" no se había descartado.

El ministro del Interior de Baviera, Joachim Herrmann, describió lo sucedido como un terrible ataque, y dijo que una segunda víctima había sufrido lesiones que amenazaban su vida. Añadió, que no había indicios de que el hombre era de origen inmigrante, y agregó: "Hasta ahora no hay datos que sean relevantes para la seguridad del Estado".

La grabación policial de la escena, mostraba huellas de sangre en un tren y el andén en Grafing, a unos 40 kilómetros de la ciudad de Baviera, al este de Múnich.

Anuncios

El portavoz de la policía dijo que una de las víctimas había sido apuñalada en el tren, y otros en la estación o fuera del edificio. Uno de los andenes de la estación de Grafing ha sido acordonado y los trenes de cercanías se han visto afectados por los retrasos.

Por su parte, Angelika Obermayr, alcaldesa de Grafing, expresó su consternación por el ataque. "La idea de que la gente se meta en un tren S-Bahn en una hermosa mañana, o dar una vuelta y que luego se conviertan en víctimas de un maníaco es terrible", dijo la Sra. Obermayr. #Unión Europea #Estado Islámico