Los artefactos atómicos más poderosos que imaginó y utilizó la humanidad, cayeron sobre las ciudades de Nagasaki e Hiroshima el 6 de agosto de 1945. Más de 200.000 seres humanos perecieron calcinados en el infierno desatado por las bombas, en las 2 ciudades atacadas. Desde entonces la humanidad se horroriza ante la posibilidad de una guerra nuclear. No hay reparación posible ante la aniquilación en masa que éste pasado luctuoso nos recuerda.

Por primera vez un presidente de los #Estados Unidos, pisa apesadumbrado el suelo de Hiroshima. Profundamente emocionado Barack #Obama homenajea a los muertos de Hiroshima y Nagasaki.

Anuncios
Anuncios

Nos representa a todos.

"Un mundo sin armas nucleares", las palabras de Obama resuenan  como campanazos, sobre los esperanzados corazones de los humanos de éste planeta.

Los «hibakusha», estuvieron presentes, ellos son los sobrevivientes del Holocausto nuclear. Obama abrazó a uno de ellos. La simbólica imagen recorre el mundo. Ese gesto era necesario, todos nosotros nos unimos a él. La japonesa Kyoko Gibson, que no es específicamente una sobreviviente del ataque nuclear, pero sí sus familiares y vecinos, fue interrogada sobre la actitud de los Estados Unidos, en cuanto a la necesidad de pedir perdón a  las víctimas. Para BBC Mundo ella dijo "Sí. Debe disculparse y todos los que contribuyeron a las masivas tragedias de la Segunda Guerra Mundial deben disculparse por las atrocidades que ocurrieron"

Con otra mirada, Masahiro Kunishige un hibakusha, que estuvo presente en el acto de homenaje, piensa que no deben existir la armas nucleares y que esa debe la idea rectora que guie a los líderes mundiales.

Anuncios

Según lo informa ABC, sus palabras  fueron, “No necesito la disculpa de Obama, sino el fin de las armas nucleares"

Por su parte la Casablanca, desde que se conoció la posible visita del presidente Obama a la ciudad de Hiroshima, tras la reunión del G7, fue interrogada sobre la posibilidad del pedido de perdón; especialmente por medios japoneses como la cadena NHK, que obtuvo de Obama la siguiente respuesta, “No, porque creo que es importante reconocer que en medio de una guerra los líderes toman todo tipo de decisiones".

Ese día de agosto el New York Times publicaba en sus páginas: "El 6 de agosto de 1945, Estados Unidos lanzó una bomba atómica sobre Hiroshima, Japón, que al instante provocó  la muerte de aproximadamente 66.000 personas en el primer uso de un arma nuclear en la guerra."