Hace algunos años, una delgada línea entre curiosidad y perversión, comenzó a ensancharse debido al comercio sobre el desastre que algunos inescrupulosos encontraron a bien fomentar.

Viajar a Chernóbil y recorrer el sitio donde se produjo el mayor desastre nuclear de la historia es un hecho. Se estima que cada año, cerca de 18 mil personas visitan Chernóbil. Varias agencias de viajes promocionan este paquete como 2 días inolvidables o paradas impresionantes.

El viaje incluye la entrada a la central nuclear y el contacto directo con los habitantes que decidieron regresar a sus hogares pese a la excesiva radiación.

Dos días en Chernóbil con alojamiento incluido, guías especializados, visita a Pripyat y comidas, todo en un grupo reducido de 20 personas, cuesta 300 € por persona.

Anuncios
Anuncios

Si el viajero prefiere contratar servicios aislados, el coste de la hora es de 9 €. Si el turista prefiere que el viaje a Chernóbil se extienda de las 48 horas propuestas, se hacen excursiones privadas.

Los operadores turísticos que ofrecen estos viajes aconsejan llevar siempre la piel cubierta por prendas y calzado cerrado. #Unión Europea #Calentamiento global