Los mormones son conocidos por sus peculiares creencias religiosas, que incluso les lleva a la poligamia, algo que parecía exclusivo de los musulmanes. En Utah, y en su ciudad más importante, Salt Lake City, es donde tienen su sede mundial, además de haberse convertido en la #Religión cristiana mayoritaria del Estado.

Todos conocemos el puritanismo delirante de la América profunda y ultraconservadora, a la cual le cuesta aceptar cualquier clase de progreso, y que desde hace decenios ha promulgado Leyes que parecen más propias de Estado Islámico. Pero el último capítulo de estos despropósitos se ha conocido ahora, a raíz de la negativa del cantante Bruce Springsteen de actuar en Carolina del Norte por una Ley homófoba que practica el apartheid con el colectivo LGTB.

Pues el Gobernador de Utah, Gary Herbert, ha firmado el martes una Ley que equipara a la Pornografía como “crisis de salud pública” y pone toda clase de pretextos para combatirla, además de hablar con demagogia y aires de superioridad sobre ella.

Anuncios
Anuncios

“La pornografía equipara la violencia hacia las mujeres y niños con el sexo y dolor con placer, lo que aumenta la demanda por tráfico sexual, prostitución, imágenes de abuso sexual a menores y pornografía infantil” e incluye en el lote la violencia de género, las enfermedades mentales y la destrucción de matrimonios.

Utah es el Estado de la Unión con más consumo de porno por Internet, un 5’47 %, y ello es mayor en los Estados con mayor presencia de la Religión y cuanto más ultraconservadoras sean sus Leyes, que paradójicamente, según los expertos, estimula el interés por lo porno. Por ello, el fanatismo, en este caso mormón, en vez de investigar si muchos de sus adeptos ven porno cuando predican lo contrario, se justifica con estas medidas.

Varias páginas web mundiales de contenido religioso, incluso páginas católicas de nuestro país, han alabado la medida y ya empiezan a alertar sobre lo que ellos definen como que pronto habrá, una campaña de desprestigio, cuando no de persecución, contra Gary Herbert y todos los mormones por pensar así, como si les persiguieran a ellos mismos.

Anuncios

Una de ellas entraba en su obsesión contra la “revolución sexual”, calificada de “presuntamente liberadora”, para sentenciar “el Hombre ha caído en las garras del peor amo, que es él mismo” y que por eso se aparta de la Religión. Todo esto lo dicen sin hacer autocrítica en ningún momento, lo mismo que el Gobernador de Utah y los mismos mormones, que en su país tampoco tienen un carisma que les haga adorables entre sus compatriotas, para ellos un grupo de “excéntricos” que “creen en estupideces”, según algunos medios. Aun así, han tenido candidatos a Presidente de los EE.UU. mormones, como Mitt Romney.

Cuando se supo la decisión de Springsteen contra la Ley homófoba de Carolina del Norte, varias páginas web especializadas en vídeos porno decidieron vetar el acceso a las mismas de gente residente en aquel Estado como protesta a la “hipocresía” y “doble moral” de quienes apoyan esa Ley, pero no tienen reparos en visitar sus páginas y así creerse más machos que nadie.