Según un informe publicado hoy por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, los atentados suicidas de #Boko Haram con #Niños se han incrementado hasta en once veces durante este último año en  África occidental. Sus principales protagonistas son niños de apenas ocho años de media (en su mayoría niñas) que han atentado fundamentalmente en escuelas y mercados. Unas cifras en las que se revela que uno de cada cinco terroristas suicidas utilizados por el grupo Boko Haram en los últimos dos años ha sido un niño. 

Los atentados terroristas de esta organización criminal se han extendido más allá de las fronteras con Nigeria, con un número cada vez más elevado de ataques en los que los niños son utilizados como terroristas suicidas, llevando explosivos ocultos debajo de sus ropas o en cestas o maletas.

Anuncios
Anuncios

Una práctica esta que ya sido calificada como dramática y alarmante por los principales responsables de UNICEF. 

44 atentados suicidas con niños en el África occidental en el 2015

El año pasado se registraron un total de 44 atentados suicidas con niños en África occidental, frente a los cuatro que se llevaron a cabo en el 2014, especialmente en países como Camerún o Nigeria. Lo peor del caso es que, probablemente, algunos de esos niños ni tan siquiera sabían que llevaban explosivos consigo, ya que en muchas ocasiones son detonados a distancia. 

Según estimaciones oficiales del ejército de Estados Unidos, la terrible campaña del grupo Boko Haram ya se ha cobrado la vida de más de 15.000 personas en los últimos seis años. Una práctica esta de utilizar a niños como terroristas suicidas que Boko Haram ha podido comprobar que resulta mucho más eficaz en el aumento en el número de víctimas, ya que la gente no suele ver a los niños como una posible amenaza. 

Mujeres y niñas secuestradas como esclavas sexuales o terroristas suicidas

No está tan claro cómo Boko Haram coacciona a los niños para llevar a cabo los atentados terroristas, aunque en la mayoría de los casos son niños que han sido violados o maltratados psicológicamente.

Anuncios

Amnistía Internacional calcula que Boko Haram ha secuestrado a unas dos mil mujeres y niñas desde el año 2014 para usarlas como cocineras, esclavas sexuales, combatientes o terroristas suicidas. Han pasado, precisamente, dos años desde que el grupo secuestrara a unos 200 escolares nigerianos en Chibok, muchos de los cuales fueron obligados a convertirse al Islam para casarse con sus captores. 

En muchos casos, los niños secuestrados se ven obligados a atacar a sus propias familias para demostrar su lealtad a Boko Haram. Por este hecho, a pesar de que muchos niños y mujeres están siendo liberados, al reinsertarse en la sociedad son rechazados ya que los consideran "esposas de Boko Haram". 

Los niños, por tanto, son las principales víctimas de una terrible crisis humanitaria que ha tenido un crecimiento tremendamente rápido en África. Son ellos los que representan la mayoría de los más de dos millones de desplazados desde mediados del 2013. Boko Haram está robándoles la vida a toda una generación de niños en el África occidental.  #Terrorismo