Mientras la esperanza por encontrar personas con vida bajo los escombros se desvanece una semana después de que Ecuador sufriera un fuerte #Terremoto de magnitud 7'8, la prioridad ahora se centra en asistir a todos los damnificados de la sacudida sísmica. La cifra de fallecidos a última hora del viernes 22 ya superaba las 600 (se sitúa en 602) y la de heridos ascendía a 12.492 según el último informe del Gobierno ecuatoriano. Varios extranjeros se encuentran también entre las víctimas. Al menos 11 colombianos han perecido en el terremoto de Ecuador y el Gobierno de Colombia aún trata de contactar con un centenar de personas de las que no tiene noticia.

Anuncios
Anuncios

La ayuda a los afectados es la prioridad en el terremoto de Ecuador

Mientras tanto, en las zonas afectadas es prioritaria la ayuda a los damificados, sobretodo de comida y agua, así como de tiendas de campaña. Y es que unas 7.000 edificaciones fueron destruidas hace una semana por el movimiento sísmico, dejando a miles de personas sin hogar. Numerosas ONG han lanzado campañas para ayudar a los afectados, mientras el Gobierno de Ecuador, presidido por Rafael Correa, anunciaba un aumento temporal de impuestos para recaudar dinero para la reconstrucción y ayuda de las zonas afectadas. Correa pretende recaudar mil millones de dólares con esta medida, que servirá para paliar los efectos del terremoto.

Además, multitud de países han enviado contingentes de ayuda a Ecuador.

Anuncios

No sólo llegaron al país equipos de rescate, sino que también han sido enviadas toneladas de alimentos, medicinas y agua para remitir a las zonas más afectadas. Colombia ha sido uno de los que más se han volcado con Ecuador. Varios equipos han llegado a lo largo de la última semana para ayudar en el rescate de personas y para hacer llegar alimentos y agua a las regiones devastadas, especialmente la provincia de Manabí. México, España, Venezuela, Perú o Chile han sido otros de los países que han enviado material y personal para ayudar a las víctima del terremoto en Ecuador.

Y las réplicas continúan a pesar de todo. Una de las últimas alcanzaba magnitud 5'8 en la tarde noche del viernes 22 de abril. Se espera que continúen durante semanas.