Aunque podría ser tomado como el argumento de una película de ficción, digna de los estudios de #Cine de #Hollywood, la realidad es que la curiosa iniciativa de un grupo de #Niños ingleses ha permitido a la Policía llevar a cabo la captura de unos ladrones a los que, al parecer, había perdido la pista. Los hechos han tenido lugar al sudeste de Inglaterra, en Capel, un pueblecito perteneciente al distrito de Mole Valley, en el condado de Surrey, y suponen una ruptura de tinte simpático con otras noticias sobre niños que no tienen un final feliz.

El grupo de muchachos, ocho en total, se encontraba en una zona de campo abierto a la búsqueda de “huevos de Pascua” cuando, repentinamente, oyó el sonido producido por los rotores de un helicóptero que sobrevolaba la zona.

Anuncios
Anuncios

En seguida identificaron la aeronave como perteneciente a la Policía de Surrey. Al parecer, los agentes del orden pretendían dar caza a unos ladrones que se habían dado a la fuga campo a través, aunque daban claras muestras de haberles perdido la pista.

La flecha humana

El avezado grupo de menores, que se encontraba en la misma zona por la que se habían dado a la fuga los malhechores y por ende había presenciado la fuga, no tardó en reaccionar; los chicos se organizaron con rapidez, se posicionaron estratégicamente y, tumbándose en el suelo, formaron una curiosa señal que serviría a la aeronave policial para retomar la buena dirección en la que habían huido los ladrones.

Desde el aire, entre tanto, los agentes del orden no debían dar crédito a lo que estaban viendo, según se muestra en una filmación de vídeo perteneciente a la Policía de Surrey –emitida también por “telecinco.es”– en la que se observa, con claridad meridiana, una auténtica flecha humana formada por los cuerpos extendidos de los ocho niños sobre el suelo, indicando hacia una dirección.

Anuncios

Los agentes, comprendiendo la situación, no dudaron en retomar el vuelo en la dirección indicada por los ocho menores y reanudaron la persecución de los fugitivos. Después, todo fue cuestión de segundos. La posición de los ladrones sobre el terreno fue localizada de nuevo, pudiéndose proceder en muy poco tiempo a su captura y posterior detención, información que reflejaba “The Telegraph”, anunciando que los ocho pequeños héroes estaban integrados en un grupo mayor, de treinta personas, que participaban en el clásico juego de hallar el “huevo de Pascua”, en Capel.