“Voy a defender a Panamá de quién tenga que hacerlo. Panamá es un país sano, serio y de gente honesta”. Así es como Juan Carlos Varela, Presidente de Panamá, reaccionaba este miércoles en un acto público en la república a las filtraciones de 'Panamaleaks'. Por mucha dignidad que desprendan las palabras del mandatario, lo cierto es que según 'Tax Justice Network', entidad global que lucha contra la evasión fiscal, Panamá ocupa, a nivel mundial, el puesto nº11 de países con mayor secreto financiero.

Las filtraciones contienen datos de 214.488 entiedades 'offshore' vinculadas a personas en más de 200 países. Se trata de la mayor filtración de datos fiscales de la historia en la que han participado más de 370 periodistas de 76 países gracias a la coordinación del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) y el diario alemán Süddeutsche Zeitung. Las informaciones datan de 1977 a 2016 y proceden de datos confidenciales del despacho de abogados Massack Fonseca, uno de los más importantes suministradores mundiales de entidades que, a través de testaferros, evaden impuestos en paraísos fiscales.

Anuncios
Anuncios

En España, las filtraciones están siendo publicadas por La Sexta y El Confidencial.

La primera reacción a destacar ha sido la dimisión 'parcial' del primer ministro islandés, Sigmundur Gunnlaugsson, 45 horas después de que comenzaran a publicarse las primeras filtraciones, no sin antes intentar aferrarse al puesto proponiendo al presidente islandés la disolución del parlamento y convocatoria de nuevas elecciones. Tanto Gunnlaugsson como su mujer figuran en 'los papeles de Panamá' por ocultación de inversiones millonarias en paraísos fiscales en plena #Crisis financiera del país.

En las últimas horas hemos conocido la presencia del literato Mario Vargas Llosa en las filtraciones panameñas por abrir una sociedad 'offshore' y disolverla dos días antes de recibir el Premio Nobel de Literatura.

Anuncios

La agencia literaria del escritor no ha tardado en emitir un comunicado desmintiendo las operaciones en paraísos fiscales del matrimonio Vargas Llosa y atribuyéndolas a actuaciones de un asesor sin consentimiento del novelista.

La revelación de datos que implican al presidente ruso, Valdimir Putin, y a su círculo más cercano, en la constitución de sociedades 'offshore', ha sido acogida en el Kremlin como un ataque al país para “desestabilizar la situación de Rusia de cara a las elecciones”, apuntó el portavoz de Putin, Dmitry Peskov.

Por su parte , Francia ha anunciado la inclusión de Panamá en la lista de territorios que no cooperan contra el fraude fiscal y ha pedido a la OCDE que considere al país centroamericano como un paraíso fiscal. En Suiza, hace escasas horas, la policía registraba la sede de la UEFA en busca de unos contratos sobre los derechos de televisión en Ecuador por su vinculación con entidades 'offshore'.

En España, el caso más sonado ha sido el de Pilar Borbón, hermana del rey Juan Carlos I, quien ha reconocido haber sido titular, junto a su marido, durante 40 años de una sociedad en Panamá, entidad que misteriosamente se disolvió tras la abdicación de su hermano.

Anuncios

Otros como Pedro Almodóvar, Lionel Messi, Jordi Pujol, las empresas hoteleras Melía, RIU y Martión, Ana Torroja o Ignacio González también se han visto envueltos en el escándalo. Pero no van a ser los únicos. La mayor investigación y coordinación periodística de la historia aún tiene muchos nombres y delitos que sacar a la luz. #Corrupción #Vladimir Putin