El escenario para las #Elecciones estadounidenses se perfila cada día más agitado. Donald Trump ha declarado que Hillary Clinton sólo está en la pelea por la presidencia porque es una mujer, después de conocerse que ambos candidatos han conseguido victorias dominantes en las elecciones primarias celebradas este martes por la noche. El principal candidato republicano aseguró que Clinton era débil y que sería un “presidente horrible” si ganara las elecciones.

Pero la intervención de Trump no se quedó ahí. Desde la Torre Trump de Nueva York, declaraba que si Hillary Clinton fuese un hombre, no obtendría ni un 5% de los votos.

Anuncios
Anuncios

Para Trump, la única 'baza' que tiene la candidata es el hecho de ser mujer. Mary Pat Christie, la esposa del excandidato republicano Chris Christie, que se encontraba detrás de Trump durante la intervención, mostró un signo de desprecio cuando Trump hizo está afirmación. Esta reacción ha llamado la atención a muchos internautas e inmediatamente se ha vuelto viral en las redes sociales.

Victoria en cinco estados

Trump ha conseguido una sorprendente victoria en la campaña consiguiendo victorias en cinco estados del noroeste, teniendo en cuenta que hace apenas un año no tenía experiencia política ninguna. Por su parte, la mujer del expresidente Bill Clinton aspira a convertirse en la primera mujer presidente de #Estados Unidos y ha ganado a su rival Bernie Sanders en Connecticut, Pennsylvania, Delaware y Maryland, que soló obtuvo la victoria en Rhode Island, el estado más pequeño.

Anuncios

Trump también ha declarado que sus rivales republicanos, Ted Cruz y John Kasich deben de salir de la carrera por la candidatura.

El triunfo de Trump frente a Clinton promete un escenario en el que se podrá contemplar un extraordinario choque de estilos que no se daba desde hacía años en las campañas electorales estadounidenses: por un lado un descarado multimillonario novato en política que realiza habitualmente polémicas declaraciones y por otro una exsenadora y Secretaria de Estado casada con un expresidente.