En la mayoría de los casos, debemos tener mucho cuidado con nuestros actos. Pues algo que "puede parecer’’ inocente, podría ser la causa que otorgue un castigo a pagar.

Hoy hablamos de un caso en concreto, tratándose de una mujer que el pasado año 1948, tomó prestado como hacen muchos, un libro de la biblioteca situada en Auckland (en Nueva Zelanda). Pero la cuestión no está enfocada en el préstamo sino, en cuánto ha sido el tiempo que demoró la misma, el devolverlo.

Justo 67 años después de haber tomado prestado el libro de ‘’Mitos y Leyendas de Maoriland (AW Reed)’’, decidió hacer la devolución en la biblioteca. El libro ha estado en manos de esta señora durante la cantidad para algunos asombrosa de, 24.605 días.

Anuncios
Anuncios

Las leyes normativas afirman que la multa a pagar por dicho retraso podría ascender a los 15.000 euros. Pero los bibliotecarios la hicieron exenta tras la siguiente afirmación: ‘’era tan sólo una niña cuando se lo llevó, no hay porqué castigarla’’.

La mujer que recibió dicha devolución, se mostraba ruborizada y así lo afirmó en todas sus declaraciones para ‘’The Guardian’’ así mismo continúa hablando de que, en la misma biblioteca se pueden encontrar un sinfín de libros del mismo género literario pero que, no se encuentran bajo disponibilidad de llevárselos a los hogares.

Los trabajadores de la biblioteca, han confirmado ser conocedores de esta anomalía. Así como contaban a los medios de comunicación que, se hicieron diferentes investigaciones para averiguar quién estaba detrás de ese famoso préstamo, pero que, como los registros bibliotecarios de entradas y salidas eran muy antiguos, no hubo éxito y, no pudieron averiguarlo hasta que apareció ella misma en persona a devolverlo.

Anuncios

La mujer que adquirió dicho préstamo, explicó el porqué de su tardanza en la devolución. Y explicó con calma, que todo era porque ella ya no tenía residencia en Auckland y que sintió la necesidad de devolverlo a su lugar de origen, donde tan buenos momentos le hizo pasar dicho libro.

Los bibliotecarios están asombrados por tanto amor que llegó a sentir esta mujer por ese libro durante tantísimos años. #Google #Denuncia