Durante la madrugada en Ecuador se ha podido sentir una fuerte réplica en la región afectada por el terremoto de magnitud 7'8 que afectó al país el pasado sábado. La réplica ha alcanzado una magnitud de 6'1 sacudiendo de nuevo las poblaciones más dañadas. Mientras tanto, los esfuerzos de los equipos de rescate se afanan en lograr encontrar más personas con vida al tiempo que la cifra de fallecidos va aumentando.

El terremoto de Ecuador provocó al menos 525 muertos

Ya son 525 personas muertas por el #Terremoto según el último informe de la Fiscalía General de Ecuador, la mayoría en las poblaciones de Pedernales, Manta y Portoviejo. Pero se espera que continúe aumentando. Por ejemplo, en Cojimíes, en la costa ecuatoriana, no se tiene todavía un registro de lo ocurrido y de las víctimas por las dificultades de acceso al lugar.

Entre los fallecidos también se encuentran personas de otras nacionalidades. En concreto en el último informe de la Fiscalía General hay tres colombianos, tres cubanos, dos canadienses, un dominicano, un inglés y un irlandés. En España, el ministro de Exteriores Jose Manuel García-Margallo apuntaba que no tenía constancia de víctimas españolas aunque no lo descartaba, debido entre otras cosas a la gran cantidad de ecuatorianos que hay en el país.

Varios países envían ayuda a Ecuador por el seísmo

Y mientras tanto, la ayuda internacional continúa llegando a Ecuador para ayudar a las víctimas del movimiento sísmico. Países como España, Venezuela, Colombia, Chile o México han enviado contingentes de ayuda y equipos de rescate. Y es que el tiempo se agota para encontrar personas con vida y cada minuto cuenta.

Además, se ha conocido que el fuerte terremoto de magnitud 7'8 sí provocó un tsunami en la zona, aunque de carácter menor. El Instituto Oceanográfico de la Armada de Ecuador ha publicado los registros de dicho tsunami, que tuvo apenas un registro de 50 centímetros sobre el nivel del agua normal. Su coincidencia con marea baja ayudó también a que sus posibles efectos fueran apenas perceptibles.

Créditos de la imagen: CC-by-sa 2.0 Agencia Andes/César Muñoz