Los equipos de rescate de la capital de Kenia, Nairobi, están buscando gente atrapada tras la caída de un edificio residencial después de unas fuertes lluvias.Al menos siete personas han muerto, y 121 personas han sido rescatadas, incluyendo un bebé esta mañana del sábado.La Cruz Roja criticó las "escenas caóticas" a medida que llegaban los equipos de rescate. No se sabe cuántas personas se siguen encontrados atrapados. Ni siquiera saben si el edificio tenía 6 o 7 plantas de altura

La lluvia ha causado deslizamientos de tierra, arrastrado casas, y también hay carreteras inundadas. La policía dijo que 14 personas murieron en las lluvias de Nairobi, incluidas las personas que se encontraban dentro del edificio derrumbado.

Anuncios
Anuncios

Otros cuatro murieron cuando un muro se les cayó encima.El edificio se cayó durante las fuertes lluvias, pero aún quieren saber si se siguieron todos los procedimientos cuando se construyó, el vicegobernador de Nairobi, Jonathan Mueke, dijo a los reporteros en el lugar de los hechos que fue construido hace dos años, y no tenía permiso de construcción. El edificio de al lado fue desalojado, por si acaso se derrumbaba también, y más de 800 viviendas estaban afectadas por las inundaciones en la otra punta de la ciudad.

El barrio de Huruma, es un barrio pobre que está en las afueras de Nairobi, las calles son estrechas, a los bomberos les costó llegar al edificio, y después llegó el ejército, el cual se puso a dirigir el rescate con ayuda de la Cruz Roja de Kenia.

Los que vivían en el edificio dijeron que estaba en el borde de un río, que se sacudió violentamente justo antes de caer."Creo que algunas personas son cada vez más impacientes, pero todavía tenemos indicios de que hay personas atrapadas en los escombros", dijo Nathan Macharia Kigotho, el director del centro de operaciones de desastre nacional.

Anuncios

“No queremos usar las máquinas pesadas porque se podría desmoronar y aplastar a algún superviviente.”

Una encuesta realizada el año pasado, encontró que más de la mitad de los edificios de la capital no eran aptos para ser habitados. El presidente Uhuru Kenyatta ordenó, el año pasado, una auditoría de todos los edificios en el país después de una serie de colapsos. #Accidentes