Hoy, 4 de abril, el día en el que se echan a los primeros refugiados de Europa, se recuerda que hace 48 años que Martin Luther King fue asesinado en Memphis. Después de 48 años la sociedad no ha avanzado absolutamente nada, continuamos siendo egoístas, generalizando, prejuzgando y siguiendo la vía más fácil sin importar las consecuencias, sin importar romper vidas de gente que no lo merece.

Martin Luther King consiguió un cambio, consiguió que las personas afroamericanas tuvieran derechos civiles y derecho al voto. Defendía la no violencia pero si la desobediencia para conseguir que el mundo vaya a mejor. Un día como hoy King se asomaba a la ventana del Lorreine Motel en Memphis, cuando los disparos resonaron y acabaron con sus sueños.

Anuncios
Anuncios

Su muerte fue sentida por todos los afroamericanos, los cuales se amotinaron ante la rabia y la tristeza de haber perdido a quien luchó tanto para que ellos tuvieran su propia voz. El #Gobierno norteamericano ante la situación acontecida pidió por primera vez un día de luto para un afroamericano.

Tal día como hoy las importantes personalidades de Europa recuerdan en diferentes actos al gran Martin Luther King mientras preparan los botes con refugiados que serán devueltos a Turquía como si fueran mercancía. Es hipócrita esta situación, vivimos en la era del postureo, de aparentar solidaridad y civilización cuando en realidad solo importa una causa si hay dinero de por medio. Recibimos con los brazos abiertos a todos aquellos que huyen de la guerra y cuando los mismos que crean esas guerras  nos atacan, decimos que es mejor que cada uno sufra lo suyo, que gracias por venir pero adiós.

Anuncios

Y sin ningún tipo de escrúpulo enviamos a familias enteras a la pesadilla de la que huyeron. Estamos hablando de personas, de sentimientos, de emociones, de miedos, de tristeza, de dolor, de guerras, no de juegos de patio de colegio donde hay eliminaciones.

Deberíamos mirar más al pasado y seguir el ejemplo de grandes luchadores como Martin Luther King, ganador del Premio Nobel de la Paz por sus hazañas, aunque esto es solo un premio que se perderá en una estantería y en nuestras memorias, lo importante es todo lo que consiguió sin violencia, solo con el diálogo y que perdurará en la historia, la igualdad de derechos entre negros y blancos. Pero después de 48 años seguimos solucionando la violencia con más violencia y las vidas son como cromos que se cambian, si por una vez los de arriba, los de corbata cara y casa de lujo, se preocuparan más por el bien común y menos por el propio, el mundo cambiaría un poco. #Estados Unidos #Derechos Humanos