El fabricante de cerveza más grande de #Venezuela ha detenido hoy sus cuatro plantas de producción en una disputa contra el gobierno de la nación, presidido por Nicolás Maduro, sobre el acceso a la moneda extranjera. La empresa cervecera ha amenazado con continuar en esta situación de paro, en un país ya muy afectado por la escasez de otros productos básicos. 

Empresas Polar, la compañía privada más grande del país venezolano, ya había advertido días atrás que pondría fin a su producción ya que el gobierno del socialista Maduro se niega a liberar dólares para importar cebada malteada. Las operaciones en la planta de Polar en San Joaquín, la última que se encontraba en funcionamiento, se han detenido hoy mismo, aseguró un portavoz de la compañía.

Anuncios
Anuncios

De esta manera, se suspendían ya las cuatro plantas de Cervecerías Polar

Polar fabrica aproximadamente el 80% de la cerveza que se consume en Venezuela. El gobierno de Maduro, sin embargo, acusa a Polar de exagerar sus necesidades económicas y los productos de acaparamiento, ya que está unida a la guerra económica que la comunidad empresarial internacional, los políticos y Estados Unidos quieren llevar a cabo para acabar con el socialismo en Venezuela

Las autoridades gubernamentales aseguran que el multimillonario presidente de Polar, Lorenzo Mendoza, debe gastar su propio dinero si necesita dólares para comprar sus materias primas en el extranjero. 

A principios de esta semana, el presidente Nicolás Maduro, en una clara referencia a Polar, amenazó con secuestrar cualquier planta de una empresa privada que detuviera su producción.

Anuncios

"Cualquier planta que cierre - dijo el presidente - será recuperada para los trabajadores, ya que es un delito grave contra la producción". 

Polar es también conocida en Venezuela por producir la harina con la que se elaboran las famosas arepas, un plato de primera necesidad en el país. Por esta razón, no sólo supondrá una detención en la producción de cerveza, sino que también un receso para la gran cantidad de pequeñas empresas que subsisten gracias a Polar.