Una multitud de peruanos se congregaron ayer martes 5 de abril, en la Plaza San Martín de la ciudad de Lima, para manifestarse en contra de Keiko Fujimori, la candidata favorita en las elecciones presidenciales que se celebrarán el próximo domingo. El slogan predominante en la marcha fue: "Fujimori nunca más". 

La manifestación, en la que se estima que participaron unas 50.000 personas, cubrió un recorrido de unos 3 kilómetros, en el que no se registró ningún incidente de violencia. La marcha estuvo resguardada por unos 2.500 oficiales de policía, cuya intervención no fue necesaria, ya que se desarrolló de manera pacífica. 

El día elegido para la manifestación coincide con el aniversario del autogolpe de Alberto Fujimori, padre de Keiko.

Anuncios
Anuncios

El día 5 de abril de 1992 el presidente Fujimori disolvió el Congreso y el Poder Judicial y asumió plenos poderes de #Gobierno. La excusa para el golpe fue la lucha contra el terrorismo y las guerrillas de Sendero Luminoso y MRTA. En el 2007 fue juzgado por corrupción y crímenes de lesa humanidad y condenado a 25 años de prisión.

Los participantes de la marcha también protestaron por la decisión del jurado electoral, que recientemente declaró que Keiko Fujimori no había violado las normas electorales. Ante la masiva respuesta de la convocatoria, la candidata decidió suspender las actividades partidarias de la jornada.  

El actual presidente de Perú, Ollanta Humala, mostró su apoyo a los manifestantes en una entrevista con Latina TV: "Me da satisfacción ver que miles de jóvenes saldrán a marchar contra la dictadura y a favor de la democracia".

Anuncios

El mandato de Humala concluye en julio y su partido, el Partido Nacionalista, no presenta ningún candidato para sucederlo.

Los sondeos de intención de voto muestran a Fujimori como la candidata ganadora en las #Elecciones que se celebrarán el próximo 10 de abril. Pero si no logra una mayoría absoluta, se deberá recurrir a un ballotage el 5 de junio. Sus principales rivales son el centroderechista Pedro Pablo Kuczynski y la izquierdista Verónika Mendoza, quienes luchan por un segundo lugar en las elecciones que permita la posibilidad de una segunda vuelta.