Todo el mundo lo sabe y nadie hizo nada. Hace pocos meses, Oxfam alertaba que uno de los grandes motivos para la desigualdad en el mundo y la brecha cada vez más extensa entre ricos y pobres era la existencia de los paraísos fiscales. Pues el estudio de abogados Mossack Fonseca (Ciudad de Pananamá), especialista en gestión de empresas "offshore" desde este lunes se encuentra en el ojo del huracán al filtrarse la mayor cantidad de datos fiscales de la historia, conocido ya como "Panama Papers".

Los datos y nombres de defraudadores fiscales han dejado gélido a medio planeta, y es que nacionales de cada uno de ellos (y más) desviaban fondos personales en un entramado de empresas opacas situadas en el país caribeño.

Anuncios
Anuncios

El presidente ruso Vladimir Putin y el recién elegido mandatario argentino Mauricio Macri; el primer ministro islandés Sigmundur Davis Gunnlaugsson, el rey saudí Salman bin Abdulaziz y el presidente ucraniano Petro Poroshenko; la hermana del Rey Juan Carlos Pilar de Borbón; la esposa del comisario europeo de clima y energía y ex Ministro de Agricultura Miguel Arias; los futbolistas Leo Messi e Iván Zamorano; el cineaste Pedro Almodóvar y el actor Jackie Chan; el ex presidente de la UEFA Michel Platini todos involucrados con empresas offshore.

Lo que se entiende como un escándalo internacional de fraudes fiscales y que hoy mismo por ejemplo, en Islandia, pedían la cabeza de su primer ministro, es en realidad más común de lo que parece. Según el informe elaborado por Oxfam Intermon, todas las empresas de Ibex 35 exceptuando Indra, estaban presentes en paraísos fiscales al tener confirmadas 810 filiales en este tipo de territorios, con Delawere como destino favorito. 

Las principales características de los paraísos fiscales son la baja o nula tramitación, las ventajas fiscales para no residentes sin necesidad de justificar actividad económica real, falta de cooperación con otras administraciones tributarias y opacidad.

Anuncios

El estado norteamericano Delaware figura como favorito de las empresas españolas con un total de 352 filiales, por delante de Holanda con 122 y Luxemburgo con 62. Panamá, sin embargo, resalta como la cuna de las sociedades offshore.  #Corrupción