Justo a las afueras de la localidad de Sinjar, pasado un camino rodeado de expresivas flores silvestres, encontramos dos amplios montículos cubiertos de tierra, cuya protección se ve con una valla aparentemente metálica. Y donde se puede ver un cartel de advertencia: ‘’Deben respetar la valla. Sed conscientes de que las víctimas tienen derecho a su descanso pacífico’’.

Allí se disfruta un silencio que lamentablemente no perdura, debido a los importantes zumbidos causados por moteros reunidos a tan sólo un kilómetro de distancia al frente del Estado Islámico. Varias personas reunidas con túnicas de terciopelo y chaquetas oscuras, grandes bordados y cigarrillos, con un altar hecho de calaveras dicen ‘’dar aliento a las vidas que han sido aniquiladas en el lugar’’.

Anuncios
Anuncios

Adil es un testigo que confirmó: ‘’He estado cerca de dicha colina, con mis prismáticos pude ver como llegaban camiones repletos de personas. Les obligaban a bajar y una vez hecho, les pegaban un tiro en la cabeza’’.

Existen aproximadamente seis fosas comunes ubicadas en la intersección de Hardan, la cual está ubicada al norte de la localidad de Sinjar. Unas de las fosas yacen más de 65 muertos provenientes de las atrocidades que se viven donde afirma Adil. Todo esto a parte de las más de 35 fosas que ya han localizado en toda la región.

¿Por qué han sido asesinados?:

Se cuenta que la carencia de creencia en su Dios de estas personas ha sido el motivo impulsor para ser exterminados. Son conocidos como ‘’yazidíes’’ por no seguir fielmente ninguna de las religiones y costumbres monoteístas.

Anuncios

Conocidos más comúnmente como ‘’adoradores fieles del diablo’’. Los colectivos yazidíes siempre han sido vistos como ‘’la minoría territorial’’ debido a sus importantes diferencias.

Los yihadistas, les prometen una vida digna sin peligro siempre y cuando, hagan su paso al islam. Es por ello, que son muchísimas las personas yazidíes que, cooperan juntos su huida. Exceptuando quienes ya son ancianos y/o enfermos sin recursos de movilidad, que decidieron quedarse de igual forma.

Terror territorial:

En una duración aproximada de tres años, construyeron una amplia red de túneles ocultos subterráneos controlados por Sinjar, ubicados entre varios hogares. Hogares cuya labor involuntaria hacían de cuartel.

En los túneles se pueden ver unos pasadizos, que su uso principalmente es el de pasar hacia los municipios con la ‘’suficiente protección’’ evitando todo bombardeo aéreo.

Una vivienda en concreto, llama la atención debido a su protección, cubierta con una trinchera y grandes sacos de arena. Justo en el interior, se encuentran paredes pintadas en tonalidades rosados y un importante agujero en el suelo, justo alrededor muchas botellas de plástico, varias botellas contienen orina. Y muchos afirman al estar allí: ‘’No tenemos intención ni atrevimiento de acceder a dicha casa, no sabemos qué nos podemos encontrar en su interior. Incluso quizás podemos encontrar explosivos de varios yihadistas’’. #Estado Islámico