“Los actos contra la naturaleza engendran disturbios contra la naturaleza”.

William Shakespeare (1564-1616) ,escritor británico.

Por naturaleza humana, la humanidad ante eventos de desastres naturales o de otro tipo (por ejemplo, guerras devastadoras), alimenta una visión escatológica de los fenómenos. Busca explicaciones y trata de encontrarlas de manera inmediata para saciar su ansiedad colectiva, llegando en muchas de las ocasiones a conclusiones erróneas. Valga de ejemplo la siguiente situación: a raíz de los terremotos sucedidos en Ecuador y Japón, la gente empieza a relacionarlos en un solo evento, es producto del llamado “cinturón de fuego”.

Anuncios
Anuncios

Sin embargo, tal y como lo argumenta la propia ciencia, estos dos eventos que se han mencionado, no guardan ninguna relación y/o explicación científica. En realidad, el único dato estadístico que se podría rescatar es el hecho de que ambos eventos sismológicos se dan en una cercanía de tiempo. Es un hecho innegable que la proximidad en el tiempo del #Terremoto que azotó a la isla japonesa de Kyushu el viernes 15 de abril y el que causó al menos 350 muertos en Ecuador un día después tiene preocupados a muchos.

Sin embargo, es importante subrayar que la única razón por la cual se pueda justificar la teoría de que ambos sismos podrían estar conectados, tratando de dar una explicación científica, es solamente la cercanía del tiempo. Y un dato más de lo que deja entrever el nuevo comportamiento de la sociedad ante las interpretaciones de los fenómenos naturales, es que se habló mucho de Japón y Ecuador, cuando se presentó un temblor de 5,8 que se sintió cerca de Tonga el domingo 17 por la mañana, y poca cobertura se le ha dado.

Anuncios

Lo que se plantea aquí es lo siguiente: con el uso de las redes sociales, canal de comunicación predominante en nuestros tiempos, es posible saber de más cosas, así por ejemplo, nos fuimos enterando de que se han presentado eventos sísmicos que ya no fue posible ignorar como los que se presentaron en Birmania, Indonesia y Vanuatu. Dándole a la sociedad herramientas para generar en su imaginario colectivo un dejo de ansiedad.

En este punto, es necesario plantear la pregunta en cuestión del presente artículo: ¿La cercanía temporal de sismos mortales en Japón y Ecuador algo más que una simple coincidencia? La respuesta científica es que no hay conexión alguna entre los sismos. En realidad, lo único que tienen en común, es la coincidencia en el tiempo. Roger Musson, sismólogo del British Geological Survey afirma: "Japón y Ecuador están tan separados uno del otro como es posible estarlo en este planeta", "Y sus placas tectónicas son diferentes"

El terremoto de Ecuador fue causado por la subducción de la placa Nazca debajo de la Sudaméricana y el sismo de Kyushu, fue producido por una falla superficial ubicada sobre una placa completamente diferente: la placa Euroasiática. #Investigación científica #Misterio