Para conocer la verdad detrás del último pandemónium de corrupción, esta vez a nivel mundial, hay que fijarse atentamente en el grupo que divulga esta información y quien lo financia. Cuando descubrimos que la financiación del consorcio internacional de periodistas de investigación esta principalmente financiado por 2 fundaciones en especial, quedan al descubierto sus intenciones. Exactamente son la fundación Open Society (propiedad de George Soros, un multimillonario anti-sovietico) y la fundación Ford, conectada a la CIA y especializada en propaganda cultural internacional desde el final de la segunda guerra mundial.

Craig Murray (diplomático británico) señala que el ICIJ fue creado y es dirigido por el Centro de Integridad Pública (CPI).

Anuncios
Anuncios

A su vez, el CPI fue fundado por la fundación Ford y la fundación Rockefeller Familly. Por lo tanto ya tenemos la conexión con la élite de la banca mundial, pero la trama no acaba aquí. El periódico alemán que envía los documentos al ICIJ, Süddeutsche Zeitung, fue fundado en Munich con el permiso del ejército americano en octubre de 1945, tras la toma de la ciudad en mayo de ese año. Por lo que también es sospechoso de colaborar con organizaciones de la inteligencia militar americana.

La ``BBC´´ y ``the Guardian´´ en el reino unido tienen acceso exclusivo a la base de datos de los papeles de Panamá y están divulgando información selectivamente, protegiendo corporaciones occidentales y exhibiendo a infractores de sanciones de la ONU. Por eso se expone tanto a millonarios de China, Rusia y Sudamérica; mientras que pocos o ninguno de #Estados Unidos, Europa e Israel.

Anuncios

El verdadero motivo de la trama es la nueva Ley de Cumplimiento Tributario de Cuentas Extranjeras y que lleva la firma de la familia Rothschild según informa Zero Hedge (Blog financiero de Wallstreet). La reforma de la ley consiste en hacer que sea imposible aparcar el dinero estadounidense en el extranjero, provocando que el dinero se mantenga en el país. Para ello las familias de banqueros internacionales como Rothschilds han creado nuevos paraísos fiscales en Nevada y Dakota del Sur. Ahora todas las fortunas millonarias se están comenzando a mover desde islas como Caimán y Bahamas a los Estados Unidos. Así se jacta Andrew Penny de Rothschild: los Estados Unidos "es efectivamente el mayor paraíso fiscal del mundo" #Evasión fiscal #Poder