Bajo mínimos. Así es como está la #Libertad de prensa actualmente en el mundo según los datos ofrecidos por la ONG Freedom House en su informe anual de 2015. Esta organización, con sede en Washington DC y con presencia en una docena de países, fue fundada en 1941 para llevar a cabo investigaciones y promocionar la democracia, la libertad política y los derechos humanos en todo el mundo mediante el lema "una voz clara para la democracia y libertad por el mundo".

Sus datos revelan una disminución progresiva a nivel mundial de la libertad de prensa, la cual ha llegado a su pico más preocupante en los últimos 12 años. Por ello, esta organización advierte que existen varias estadísticas en torno a la libertad de prensa que no dejarán indiferente a nadie.

Anuncios
Anuncios

Para empezar, sólo el 14% de la población mundial disfruta a día de hoy de un escenario en el que se garantiza la seguridad de los periodistas y donde el Gobierno no interfiere ni presiona de ninguna forma a los medios.

En su informe de 2015, Freedom House asegura que un 46% de los habitantes del planeta viven en zonas donde ni siquiera podemos encontrar un mínimo de respeto hacia la libertad de prensa. Y este no es el único o el principal problema, ya que la libertad de prensa ha pasado de sufrir grandes ataques en países considerados como "represivos" a sufrirlos también en diversas zonas de Europa donde antes había una cierta seguridad. Ahora, la labor de la prensa se ha visto afectada en países como Turquía o Francia por varios motivos, entre ellos las múltiples amenazas terroristas o la ejecución de leyes destinadas a reforzar la seguridad y la vigilancia que han terminado presionando a los periodistas y hundiendo un poco más su libertad como profesionales de la información.

Anuncios

Encabezando este informe de países más represivos con la libertad de prensa se encuentran Eritrea, Turkmenistán, Uzbekistán, Corea del Norte, Irán, Siria, Bielorrusia y Guinea Ecuatorial. Sim embargo, hay países que áun no encabezan esta lista pero que han empeorado considerablemente su situación con respecto a los datos del año anterior. Podemos citar los casos de Bangladesh, Turquía, Francia, Yemen, Burundi y Zimbabue. “Este año vemos patrones únicos que son particularmente preocupantes. En ciertos lugares del mundo, sin exagerar, el periodismo está en peligro, y en algunos está casi a punto de la extinción”, afirmó en el día de ayer Vanessa Tucker, vicepresidenta de Análisis de Freedom House.

Por otro lado, un factor importante que también destaca este informe es el riesgo personal al que están expuestos aquellos periodistas que trabajan en ciertas zonas del continente americano, principalmente en países como México, Brasil, Guatemala, Nicaragua, Honduras y Venezuela. Según Freedom House, ninguno de estos países posee una prensa libre.

Anuncios

En otros territorios como Cuba, Venezuela y Ecuador el Gobierno continúa siendo el principal impedimento para que exista una mayor libertad en los medios, mientras que en otros países que supuestamente poseen una prensa libre (como Argentina o Estados Unidos), observamos un creciente partidismo y un aumento en la polarización de los medios, lo que provoca que los periodistas se sientan cada vez más acosados.

Solo un dato esperanzador en el informe. Frente a estas constantes amenazas sufridas por la prensa en gran parte del planeta, está surgiendo con una fuerza sorprendente una nueva oleada de periodistas y blogueros que, a pesar de estos obstáculos, continúan luchando por una prensa libre aunque ello suponga en algunas ocasiones poner sus propias vidas en riesgo.

Freedom House cita como ejemplos el caso del colectivo de Raqqa, en Siria, que informa clandestinamente de lo que ocurre sobre el terreno, y los periodistas de investigación que trabajan en países como México, Brasil o Colombia, donde en multitud de ocasiones se enfrentan a niveles extremos de violencia. Y todo por la libertad de prensa, un derecho poco respetado que, a veces, ni siquiera es tratado como tal.