Los refugiados están en el centro del foco informativo. De hecho, el último Premio Pulitzer ha sido dedicado a un trabajo periodístico sobre los refugiados de la agencia Reuters y el diario The New York Times. Pero, sin embargo, sienten el vacío de la sociedad. 

El #Papa Francisco se ha dirigido a ellos y les ha pedido perdón por "el cierre y la indiferencia" de la sociedad con ellos. Entiende que las personas tienen miedo al cambio de vida y de mentalidad que suponen los inmigrantes en su modo de vida. En vez de como personas que sufre, son "tratados como un peso, como un problema y un gesto", dijo Bergoglio. Y, sin embargo, son "un don", porque representan que "Dios sabe transformar el mal y la injusticia e un bien para todos".

Anuncios
Anuncios

"Todos somos extranjeros y peregrinos en esta Tierra", subrayó el Papa, quien no desiste en su mensaje de llamar la atención sobre el drama que viven los desplazados. Son ellos queines viven el peor desastre humanitario después de la Segunda Guerra Mundial, dijo. Además, su desesperación por salir de sus países ha convertido el mar "en un cementerio" inmesurable de cadáveres.

Continúa el caos en Lesbos mientras a Italia llegan 4.000 inmigrantes en dos días

El Papa pide que la Iglesia se abra a divorciados y gays #Crisis #Inmigración