Casi cincuenta países se han reunido ayer en Washington para buscar soluciones con el fin de impedir que grupos terroristas se hagan con materiales para la fabricación de armas nucleares. Uno de los objetivos de la cumbre es reforzar la coordinación de los servicios de espionaje Europa ante la amenaza del ISIS. A la cumbre no ha asistido el presidente de Rusia, Vladimir Putin, ni Irán ni Corea de Norte.

La cumbre se celebra tras los recientes atentados de Bruselas, liderada por el presidente de los #Estados Unidos, Barack Obama. Los líderes se basan en una realidad presente y es que toneladas de material atómico se encuentran en instalaciones poco seguras y cabe la posibilidad de que caigan en manos de los grupos extremistas.

“Sabemos que Al Qaeda ha buscado materiales nucleares”, dijo el presidente estadounidense durante la inauguración, “El ISIS ya ha usado armas químicas, incluido gas mostaza, en Siria y en Irak.

Anuncios
Anuncios

No hay ninguna duda de que si estos locos obtienen una bomba nuclear o material nuclear, con toda certeza lo usarían".

La Cumbre de la Seguridad Nuclear anunció ayer que toda América Latina y el Caribe están libre de uranio enriquecido. En total, 31 países del mundo están libres de esta sustancia, es decir, hay menos de un kilogramo de ese componente en todo el país. Desde la última cumbre de Seguridad Nuclear celebrada en 2014, 10 países han destruido todo su uranio altamente enriquecido, lo que se traduce en unos 400 kilos.

Desde hace seis años que empezó esta cumbre, los resultados obtenidos son notorios: se han eliminado casi tres toneladas de uranio enriquecido o plutonio, se ha mejorado la seguridad en las instalaciones donde se almacena el combustible nuclear y se han instalado equipos para la detección de radiaciones en aeropuertos, puertos marítimos y cruces de frontera, con el fin evitar el tráfico ilegal de estos materiales.

Anuncios

Además, EE UU y Rusia (entre ambos países suman el 90% de las armas nucleares que hay en el mundo) han acordado la reducción de las armas nucleares a los niveles de los años 50.

China y EE UU cooperan en la seguridad nuclear. Y Japón se organiza para retirar más de media tonelada de uranio enriquecido y plutonio, el mayor proyecto de este tipo hasta ahora. EE UU ha anunciado que publicará el inventario de sus reservas de uranio enriquecido, por primera vez desde hace una década.

Además, a Obama no le interesa dejar armas atómicas. Es más ha decidido invertir en modernizar su sistema de defensa nuclear 880.000 millones de euros para las próximas tres décadas. Esta es la mayor modernización del arsenal nuclear de Estados Unidos desde tiempos de Ronald Reagan. Desde Hiroshima y Nagasaki, las primeras bombas atómicas lanzadas, EEUU ha buscado armas atómicas más precisas y eficientes. El último paso fue convertir unas 500 bombas atómicas en pequeños artefactos guiados por láser y GPS que puedan ser utilizados para la destrucción de edificios y búnkeres.

Anuncios

Estas cumbres han conseguido mejoras tangibles en lo referente a la seguridad de los materiales nucleares. Hay que señalar que las instituciones internacionales más fuertes que apoyan la seguridad nuclear. Esta es la cuarta cumbre que se celebra, y de momento no hay más previstas. Esta cumbre no se ha creado con el fin de desarmar a las grandes potencias, sino evitar que los combustibles nucleares lleguen a manos no deseadas. Fue una reunión para estudiar los progresos de los últimos años y presentar nuevos compromisos de los países participantes. #Terrorismo #Estado Islámico