El ministro Soria fue administrador, junto a Tomás Poggio y Méndez Fernández de Lugo, durante el año 1992 de una sociedad off shore denominada UK Lines Limited en Bahamas, que apareció en la documentación del  bufete de abogados Mossack Fonseca como registrada el 23 de septiembre de 1992. La empresa se disolvió en 1995, poco antes del inicio de la campaña electoral que convertiría a Soria en alcalde de La Palmas de Gran Canaria. Esta información ha sido proporcionada por El Confidencial  y La Sexta, que han participado en la investigación de los llamados Papeles de Panamá, con el Consorcio Internacional  de Periodistas de Investigación.

El ministro ha declarado que esta era una sociedad consignataria con la que había trabajado la empresa familiar. Coincidente declaración con la mayoría de  los señalados por los Papeles de Panamá. En un primer momento,su declaración fue: "no he tenido nada que ver nunca, ni como socio, ni accionista, ni director, con empresa alguna en Panamá o Bahamas".

Anuncios
Anuncios

Posteriormente Fonseca ha reaccionado declarando: "he dado instrucciones a mi abogado para que solicite una comisión rogatoria a Panamá, una comisión rogatoria que tiene que hacer lógicamente un juez desde España, para preguntar específicamente si yo he estado nunca registrado con una empresa panameña". Parece muy loable la reacción, pero es necesario como en otros casos de la misma índole que a las declaraciones de inocencia se sumen las pruebas documentales que confirmen los dichos. Recordando a Demócrito, "la palabra es sombra del hecho".

El Ministro relata que, a pocos meses de ser creada la empresa off shore, se cursó una carta al buffet de  Mossack Fonseca, pidiendo deslindarlo de la administración de UK Lines Limited  en Bahamas, pues había sido nombrado por error, y en su lugar debería estar el nombre de su hermano Luis Alberto Soria. Todo lo declarado hubiese sido más oportuno, de haber sido hecho 8 días atrás, cuando aparecieron públicamente las investigaciones de Panamá Papers.

La aparición de esta noticia ha producido la reacción de Pedro Saura, dirigente del PSOE, que exige la renuncia inmediata del ministro Soria, apoyado por Pedro Sánchez que le pide que siga el ejemplo del Primer Ministro islandés. Por su parte, Ciudadanos junto con la mayoría de los partidos políticos pide que Soria comparezca ante el Congreso de Diputados, cosa que por el momento el Ministro ha denegado puesto que considera que se está haciendo una utilización política de la investigación.

Anuncios

Las críticas han llegado a las puertas de Mariano Rajoy, a quien se ha acusado de no pedir la dimisión de Soria por eludir el pago de impuestos.                                                                            #Corrupción #Evasión fiscal #Crónica Canarias