“Una cosa es continuar la historia y otra repetirla”.

Jacinto Benavente (1866-1954) Dramaturgo español.

Cada año, en una ciudad muy particular de Austria, en el aniversario del natalicio de Adolf Hitler, miles de militantes antifascistas se manifiestan en donde fuera la casa que vio nacer a dicho personaje. En dicha casa donde nació Hitler el día 20 de abril de 1889 (se acerca el día una vez más), que se encuentra en la ciudad de Braunan Am Inn en Austria, las cosas se complican un poco afectando la tranquilidad de dicho lugar.

Por ello, las autoridades de dicho país, desde hace ya varios años, ha intentado por la vía legal hacerse de dicho inmueble con la idea de que con tal medida se vuelva una especie de templo para los llamados neonazis.

Anuncios
Anuncios

La estrategia es apropiarse de dicho lugar y destinarlo a otras actividades para así evitar que se olvide el antecedente histórico de tan lamentable evento en la segunda guerra mundial en la que millones de seres humanos se vieron cruelmente afectados.

Al respecto, el portavoz del #Gobierno austriaco a través del Ministerio del Interior, el señor Karl-Heinz Grundboeck, ha manifestado la idea de que si logra el propio gobierno adueñarse del citado inmueble, que es el único recurso viable que estiman para lograr su objetivo, podrán evitar que el edificio sea de alguna manera usado por los simpatizantes nazis y generar un clima de inestabilidad social y política en el país.

Elaborando un sondeo entre los habitantes de la ciudad, se logra desprender dos ideas del cómo podrían darle un adecuado uso al lugar, y entre las mismas destacan las siguientes: unos, abogan por que la casa sea utilizada con fines humanitarios, es decir, que se habilite como un centro de refugiados para darle asilo a tantas personas que se encuentran en esa lamentable situación.

Anuncios

Esa es una idea.

Por otro lado, existe un amplio sector de la sociedad que propone la idea de que tal lugar se utilice para instalar un museo que recuerde la consagración de la llamada liberación del pueblo de Austria en aquella época histórica tan lamentable y dolorosa. Independientemente de las propuestas aún falta por lograr que se logre la expropiación, objetivo que se está tornando un poco complejo de alcanzar. La casa natal de Hitler, máximo exponente del racismo, será expropiada por Austria Dilma Rousseff ahora está en aprietos #Libertad #Supervivientes