Dentro del marco de la reunión de ministros de Exteriores del G-7, John Kerry rindió homenaje a las víctimas del ataque aéreo ocurrido el 6 de agosto de 1945. En ese momento Washington, para forzar la redición de Japón, atacó Hiroshima y Nagasaki, en el primer lanzamiento de bombas atómicas sobre objetivos civiles que registra la Historia de la Humanidad.

Los participantes  a la ceremonia fueron recibidos por niños japoneses que agitaron banderas de todos los países participantes. Tras colocar las ofrendas florales en el Memorial de la Paz, que recuerda a las casi 250.000 víctimas, acompañado por ministros de exteriores entre los que se contó con, Phillip Hammond, del Reino Unido; y Jean-Marc Harault, de Francia, personalidades que le dieron un carácter muy especial al acto, por haber sido parte del conflicto.

Anuncios
Anuncios

Kerry Se confesó muy emocionado por estar en la ciudad y dentro de su discurso hizo un llamado a Corea del Norte para que abandone sus pretensiones nucleares y negocie a fin de evitar una nueva guerra. Sus palabras  más simbólicas del sentir sobre lejano episodio de la II Guerra Mundial, fueron "Es un duro y convincente recordatorio no solo de nuestra obligación de acabar con la amenaza de las armas atómicas, sino de volver a dedicar todos nuestros esfuerzos para evitar una guerra".

El canciller del Reino Unido por su parte, en relación a esta visita, según lo expresó para la agencia japonesa de noticias Kyodo: "supone el reconocimiento y la afirmación de nuestra responsabilidad para evitar la guerra en el futuro, y nuestro compromiso para hallar soluciones pacíficas a los problemas"

Los niños que asistieron a la ceremonia, en recordatorio a una de las víctimas del ataque nuclear, la niña Sadako Sazaki, obsequiaron a los cancilleres con collares hechos de grullas de papel.

Anuncios

Hasta este momento no se ha producido una disculpa de los aliados ni de EEUU sobre el episodio ocurrido hace más de 70 años. Se supone que esta visita del secretario de estado, sería preparatoria de un próximo viaje del presidente  Obama a Japón, durante la cumbre del G-7 en mayo de este año, donde se tratarán los temas de mayor preocupación para la comunidad mundial: la amenaza del terrorismo, la crisis  en Oriente Medio, el problema aún sin solucionar, de los refugiados, la constante provocación nuclear de Corea del Norte y las disputas territoriales en el Mar del Sur de China.

Japón luego del final de la II Guerra Mundial, se ha convertido en un estrecho aliado de EE UU en Asia. #Estados Unidos #Obama #Efemérides