Uno de los vigilantes les dice: "No Bulgaria, volver a Turquía."

El video fue grabado en Strandja, una zona montañosa cerca de la frontera con Turquía, el sitio web de noticias búlgara BTV fue el que informó del suceso.

El jefe de la policía fronteriza bulgaro Antonio Angelov, citado por BTV, dijo que dicha detención de migrantes era ilegal.

Bulgaria ha levantado una valla de alambre de espino a lo largo de 95km de su 269 kilómetros de frontera con Turquía.

Según informó el Sr. Angelov, los tres migrantes que se muestran en el video dijeron que eran afganos. El video fue la historia principal en la televisión búlgara durante el lunes.

Anuncios
Anuncios

Los vigilantes - al menos uno de ellos armado con un machete - inclinándose hacia los tres les decia en un mal inglés que volvierán a Turquía. Los inmigrantes que aparecian asustados y sin poner resistencia a la detención.

Según declaraciones de Medicos sin Fronteras, 260 personas resultaron heridas cuando las fuerzas de seguridad macedonias lanzaron gases lacrimógenos sobre cientos de inmigrantes que trataban de cruzar la frontera. Treinta fueron alcanzados por balas de goma, entre ellos tres niños menores de 10 años, dijo MSF.

El primer ministro griego Alexis Tsipras condenó el uso de balas de goma y gases lacrimógenos, describiendo la violencia como "una gran vergüenza para la civilización europea."Pero insistió en que sus fuerzas de seguridad no habían utilizado balas de goma, añadiendo que 23 de sus fuerzas de seguridad habían sido heridos.

Anuncios

Más de 11.000 inmigrantes han estado acampando durante semanas a Idomeni en condiciones miserables.Grecia sigue siendo el país de tránsito de los Balcanes para los inmigrantes, muchos de ellos huyendo de la guerra de #Siria, que tienen la esperanza de alcanzar el norte de Europa.

Existe la preocupación de que las deportaciones de inmigrantes griegos a Turquía, aprobada por la UE, puede estar violando los derechos de algunos refugiados.

Vigilantes llegó a estar implicado en la crisis migratoria en Bulgaria a principios de este año. Dink Valev, un comerciante de Bulgaria en piezas de recambio para los autobuses, se convirtió en una celebridad nacional en febrero después de comenzar a patrullar la frontera con Turquía, a la "caza" de los inmigrantes.

Él fue elogiado nacionalmente por retener a un grupo de 12 hombres sirios, tres mujeres y un niño. Tomas de teléfono móvil mostraba a los inmigrantes tendidos en el suelo, esperando a la policía, mientras que los insultaba.

La semana pasada la policía de fronteras de Bulgaria dieron un premio a una "patrulla fronteriza" de voluntarios, qué detuvieron 23 refugiados cerca de la frontera con Turquía. #Inmigración