El pasado Lunes comenzaron las primeras deportaciones de refugiados desde las islas griegas. Las devoluciones se produjeron después de que la #Unión Europea y Turquía firmasen un acuerdo que regulase las deportaciones de migrantes a sus países de origen. En ese grupo de personas, la mayoría eran paquistaníes y afganas, a las que ha afectado la modificación de la ley griega para cumplir el pacto.

Dos días después, parecía que comenzaría a regularse el tráfico de personas, a pesar del polémico acuerdo, sin embargo, Grecia ha anunciado que no devolverá a Turquía más regufiados hasta el próximo Viernes, es decir, dentro de dos días.

Anuncios
Anuncios

Las autoridades griegas han tomado esta decisión por el descontrol y la escasa identificación de las personas, ya que la mayoría de las que serán devueltas, aún no han sido reconocidas. 

El acuerdo entre la UE y Turquía, deberá cumplirse por parte de Ankara. Los turcos tendrán que aceptar la vuelta de regufiados que entren en Grecia a cambio de que se produzca una reubicación de sirios, por parte de la UE, que ya se encuentran en Turquía. También tendrán otros beneficios, descritos en el pacto. 

Yorgos Kyritsis, portavoz de la coordinadora del Gobierno para gestionar refugiados, ha confirmado que las demandas de asilo, de forma reiterada, suponen un gran problema porque la mayoría de identidades de las personas afectadas no está aclarada. De los 490 inmigrantes que se encuentran a la espera de ser deportados, solo han sido devueltos 202, el pasado lunes.

Anuncios

Por su parte, la ONU, ya se ha posicionado en contra del trato entre los países y ha confirmado que podría llegar a ser ilegal. Existen muchas dudas en cuanto a la legalidad del acuerdo entre la UE y Turquía porque, supuestamente, va en contra de la ley internacional y no es del todo claro en las devoluciones y en las condiciones de las mismas. 

Las personas devueltas a Turquía, se encuentran en el centro de detención de Kirklareli, cerca de la frontera con Bulgaria y esperarán en ese lugar hasta que viajen a sus países correspondientes. #Crisis #Derechos Humanos