Un breve folio de unos cuantos párrafos es lo que se encuentran los refugiados sirios, y de otras zonas en guerra, cuando llegan a territorio griego y, por ende, de la #Unión Europea. Según el acuerdo firmado el 20 de marzo pasado en el que se decidió la expulsión de los refugiados que lleguen a Grecia de forma irregular con fecha posterior a ese día, éste es el acuerdo que éstos han empezado a recibir, según ha constatado el periódico el País en un artículo publicado en su web.

Esta es, sin duda, la manifestación más dura y dolorosa de lo que es el conocido como Pacto de la Vergüenza que se firmó entre la UE y el gobierno de Turquía y que ha recogido críticas por parte de muchas ONG's, formaciones políticas como Ciudadanos y Podemos que espetaron duramente al Gobierno en funciones de Rajoy por suscribir y apoyar el pacto, pero sobre todo por los refugiados sirios, que ven como las esperanzas de llegar a Europa huyendo de la guerra se desvanecen.

Anuncios
Anuncios

El documento es un impreso estándar que se entrega a los solicitantes de asilo y en el que aparece su nombre, datos y origen de entrada a Europa, aunque no lleva firma de ninguna de las partes implicadas. Además, muchos de los refugiados que han hecho el trayecto desde Turquía ven como se les deniega sistemáticamente cualquier tipo de ayuda a entrar en Europa, ya que el acuerdo considera a Turquía como país seguro y se les obliga a volver de nuevo hacia allí. La única excepción, pese a que se permite un recurso de apelación a la expulsión que se deberá realizar en un plazo de cinco días desde la entrega del impreso, será si el solicitante o el refugiado alega persecución político o étnica en Turquía, como se recoge para el caso de los kurdos de #Siria.

Según el País, el documento ha sido filtrado a una ONG por parte de la mujer siria que aparece en el formulario.

Anuncios

Esta misma ONG ha notificado que la mujer ya había sido devuelta y se encontraría en Turquía, cosa que niegan y desmienten los organismos europeos oficiales que están trabajando en la zona como por ejemplo la Comisión Europea y la EASO, la agencia de la Unión Europea especializada en el tratamiento de las peticiones de asilo. Estas han notificado que sí que se han devuelto a 325 refugiados a Turquía, pero que de esos sólo dos, y hombres, eran sirios.

De todos modos y pase lo que pase, lo cierto es que no pasa un día más en el que el conjunto de Europa no adopte una decisión más sonrojante y peor que la anterior en una crisis que corre el riesgo de enquistarse por mucho tiempo con drama humano que supone. #Derechos Humanos