Ernst Tremmel había trabajado como guardia en el antiguo y tristemente célebre campo de concentración de Auschwitz, donde fueron torturados, ejecutados y sometidos a los más escabrosos métodos de experimentación literalmente cientos de miles de personas, la mayoría víctimas del extremo #Racismo y por su #Religión, durante el transcurso de la 2ª Guerra Mundial. Cuando apenas faltaban unos días para que Tremmel se sentase en el banquillo de los acusados y se diese inicio a su juicio en Hanau (Alemania), un comunicado del tribunal que iba a llevar su procesamiento ha anunciado la muerte del acusado a la edad de noventa y tres años, según una información difundida este viernes por “abc.es”.

Anuncios
Anuncios

El comunicado del tribunal de Hanau se ha producido después de que la policía le informase del fallecimiento del acusado.

Según constatan las mismas fuentes, se había previsto que el juicio empezase el próximo día 13 de abril, después de que el tribunal estimase oportuno que el acusado compareciera físicamente al juicio, a pesar de su edad; eso sí, procediendo a la limitación de cada una de las sesiones a un máximo de cuatro horas por jornada.

"SS Totenkopf", tortura y racismo a la orden del día

Ernst Tremmel, acusado por presunta responsabilidad directa en el asesinato de algo más de mil prisioneros, había trabajado como guardia en el campo nazi de Auschwitz desde el mes de noviembre de 1942 hasta el mes de junio de 1943, y era miembro y parte de las conocidas “SS Totenkopf”, y se estima que debía tener diecinueve o veinte años cuando tuvieron lugar los hechos que, a día de hoy, iban a obligarle a tomar asiento en el banquillo de los acusados.

Anuncios

Tremmel había participado en la custodia y vigilancia de al menos tres convoyes de prisioneros deportados cuyo origen eran lugares como Westerbork (Países Bajos), Drancy (Francia) e incluso de Berlin, de los cuales se estima que, al menos, 1075 de ellos habrían sido asesinados cruelmente y en secreto tan pronto como llegaron al campo de concentración, según declaraciones del propio tribunal de Hanau en febrero pasado, cuando fue anunciada y  públicamente difundida la fecha en la que se iniciaría el juicio. Tremmel era ya el tercero de los guardias que fueron asignados a Auschwitz que iba a ser juzgado en lo que va de año, y se sabe que hay otros tres –dos hombres y una mujer–, todos ellos con edades superiores a los noventa años, que han sido también acusados de haber participado en el asesinato de cientos de miles de prisioneros en el mismo campo, formando parte activa en el tremendo engranaje del holocausto nazi. #Tortura