El servicio postal de Finlandia se ha propuesto este verano hacer algo más que simplemente la entrega de cartas y paquetes, sus trabajadores se encargaran también de cortar el césped.

La emisora ​​nacional Yle ha informado que la compañía estatal Posti está ofreciendo el servicio de cortar el césped semanalmente entre los clientes, que podrán elegir entre 30 minutos o 60 minutos de tiempo para el corte de su césped. Este servicio sólo estará disponible los martes, sin embargo, como el volumen del trabajo tiende a ser más rápido que en otros días, los clientes tendrán que proporcionar su propia cortadora de césped. También tendrán que estar dispuesto a pagar  65 € al mes para las sesiones de media hora.

Anuncios
Anuncios

Posti ha estado buscando maneras de hacer frente a una caída de la demanda por sus servicios de correo en los últimos años. A principios de este mes ya anunciaron que los plazos de entrega se mantendrían en las noches cuando la gente está generalmente en el país.

La gerente de la empresa Anu Punola explicaba que lo de aventurarse en el mundo de la jardinería había sido una idea común que tuvieron los propios trabajadores de correos. Y añadió: “Hemos tratado de encontrar principalmente los servicios que harían la vida más fácil”, continuó explicando que los propios trabajadores se han ofrecido para participar en esta iniciativa. Esta nueva oferta por parte de la empresa de servicio postal estará disponible en todo el país entre los meses mayo y agosto.

Sin embargo siempre se encuentran detractores, al menos una de las organizaciones no está satisfecha con esta nueva iniciativa.

Anuncios

El grupo de empleadores Inmobiliarios, que representa a las compañías de mantenimiento de propiedad, dice que están preocupados porque los trabajadores de correos no tienen los conocimientos adecuados para efectuar este tipo de trabajos. Pia Gramen, director general manifestó: “El uso de este tipo de maquinaria y de los equipos de propulsión mecánica requiere de una cierta experiencia por parte del usuario”, y añadió: “Es difícil de creer que todo el mundo puede empezar a cortar el césped”. #Trabajo