El #Papa Francisco siempre ha pedido a la Iglesia cercanía con los fieles y ha querido ser ejemplo de nuevo. Sorprendió a los centenares de jóvenes que acudieron a una misa especial el pasado domingo dedicada a ellos y salió a la Plaza de San Pedro. Ahí, se prestó él mismo a confesarles y a escucharles, en algo que no estaba anunciado y que los adolescentes no esperaban. 

Si bien en otras ocasiones había recomendado a los jóvenes hacer "lío", en este caso también les llamó a movilizarse y tomar un papel activo en la Iglesia. Pero también les dio consejos para otros ámbitos: les recomendó que vivieran amores reales y concretos que no fueran como los de "las telenovelas".

Anuncios
Anuncios

También pidió que se dieran cuenta de que la felicidad no es nada parecido "a una app que se descarga en el móvil". 

Palabras sencillas y consejos cercanos que los adolescentes recibieron con cariño y emoción. Emoción, sobre todo, la que vivieron quienes fueron confesados por el Papa Francisco, quien siempre ha querido ser llamado "obispo de Roma" y nunca se ha querido alejar de las labores que siempre ha hecho. 

La indiferencia hacia los refugiados, el peor drama desde la posguerra

Evo Morales recomienda al Papa Francisco tomar coca para "vivir más" #Iglesia católica